Niños

Coronavirus: Save the Children y Unicef alertan de «86 millones más de niños pobres en el mundo para finales de 2020»

El coronavirus podría dejar 86 millones más de niños pobres en el mundo. Un estudio de Save The Children y Unicef alerta de las consecuancias del Covid-19 en la pobreza infantil para finales de 2020.

niños pobres
Alerta ante el aumento de la pobreza infantil para finales de 2020

Un nuevo estudio lanzado de manera conjunta Save the Children y Unicef, ha dado a conocer las consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19, las cuales podrían causar un aumento en el número de niños en condiciones de pobreza familiar, alcanzando los 86 millones más para finales de 2020, lo que supone un incremento del 15%.

Save the Children y Unicef advierten de 86 millones más de niños pobres en el mundo 

niños pobres

Según el estudio, sin una acción inmediata para proteger a las familias de las dificultades financieras causadas por la pandemia, el número total de niños que viven por debajo de la línea de pobreza nacional en países de ingresos bajos y medianos podría llegar a 672 millones para fin de año.

Apróximadamente 2 de cada 3 de estos niños viven en África subsahariana y el sur de Asia. Aunque son los países de Europa y Asia Central podrían presenciar el aumento más significativo, hasta el 44% en la región. mientras que América Latina y el Caribe podría ver un aumento del 22%.

«La pandemia de coronavirus ha desencadenado una crisis socioeconómica sin precedentes que está agotando los recursos para las familias de todo el mundo», ha declarado Henrietta Fore, gerente general de Unicef.

«Los niños«, agregó el CEO de Save the Children International, Inger Ashing, «son particularmente vulnerables incluso cuando sufren hambre y desnutrición por períodos cortos, pero que podrían afectarlos de por vida. Si actuamos ahora y con decisión, podemos prevenir y contener la amenaza de pandemia que se cierne sobre los países más pobres y algunos de los niños más vulnerables «.

Save the Children y Unicef ​​advierten que el impacto de la crisis económica mundial causada por la pandemia y las políticas de contención relacionadas es doble. La pérdida inmediata de ingresos significa que las familias son menos capaces de pagar cosas básicas, como alimentos y agua, tienen menos probabilidades de acceder a la atención médica o la educación, y tienen un mayor riesgo de matrimonio infantil, violencia, explotación y abuso. Cuando ocurre una recesión financiera, la escala y la calidad de los servicios de los que dependen las familias también se pueden reducir.

Para las familias más pobres, la falta de acceso a servicios de atención social o medidas de compensación limita aún más su capacidad de cumplir con las medidas de contención y distanciamiento social, lo que aumenta aún más su exposición a la infección.

La pobreza infantil antes de la pandemia

Antes de la pandemia, dos tercios de los niños del mundo no tenían acceso a ninguna forma de protección social, lo que hacía imposible que las familias resistieran los shocks financieros cuando se veían afectados y promovían el círculo vicioso de la pobreza intergeneracional. Solo el 16% de los niños en África están cubiertos por la protección social.

La región de Medio Oriente y África del Norte, con el mayor número de niños que experimentan dificultades debido al conflicto, tiene las tasas de desempleo más altas entre los jóvenes, mientras que aproximadamente la mitad de todos los niños en la región viven en pobreza multidimensional . Para responder y mitigar los impactos del Covid-19 en los niños de familias pobres, Save the Children y Unicef ​​están pidiendo «una expansión rápida y a gran escala de los sistemas y programas de protección social, incluidas las transferencias de efectivo, útiles escolares y beneficios para niños».

Lo último en Bebés

Últimas noticias