Cuidados del bebé

¿Qué es la contaminación doméstica?

Descubre qué es la contaminación doméstica en las casas, qué riesgo tiene para el bebé o para los niños pequeños y cómo se puede reducir o evitar.

contaminación doméstica
En qué consiste y cómo evitar la contaminación doméstica
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Oímos hablar constantemente sobre la contaminación del aire o el smog, pero no debemos olvidar que también existe la llamada contaminación doméstica o contaminación interior que como los otros tipos de contaminación, es también perjudicial para nuestra salud, especialmente en el caso de los bebés y los niños. Por ello, queremos explicaros qué es la contaminación doméstica y cómo la podemos evitar.

¿Qué es la contaminación doméstica?

Cuando hablamos de contaminación doméstica o contaminación interior, lo hacemos para referimos a la calidad del aire interior , es decir, el aire interior que respiramos en espacios cerrados como las casas (de ahí que se le llame «doméstica»), pero no solo eso sino también, escuelas, oficinas, instalaciones comunitarias, ambientes destinados a actividades recreativas y sociales, medios de transporte y es un determinante importante de la salud, afecta negativamente la salud de la población y la productividad.

Debemos pensar que una persona, en promedio, pasa casi la totalidad de las 24 horas del día (80-90% del tiempo) dentro de casa y en edificios como la escuela o las oficinas, respirando unas 22.000 veces : parece esencial, en consecuencia, la importancia de la calidad del aire con el que entramos en contacto cuando permanecemos en interiores (ambiente interior).

Cómo afecta la contaminación doméstica en la salud infantil

Y es que existen muchos agentes contaminantes en el entorno doméstico y de interiores. Agentes que producen esta contaminación y que puede afectar a nuestros hijos en forma de asma (cuando se produce por respirar humo de cigarros por ejemplo), así como tos seca nocturna, dificultad para respirar  y problemas nasales (congestión nasal / estornudos frecuentes / secreción nasal). El aire interior de mala calidad también puede estar asociado con enfermedades pulmonares más allá del asma, tal y cómo las alergias, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el cáncer de pulmón.

Cuáles son las fuentes de contaminación doméstica

Hay muchas fuentes de contaminación interior, cada una de las cuales tiene consecuencias para la salud. entre las más conocidas: fuegos y estufas de leña, humo pasivo, materiales de construcción y mobiliario, productos de limpieza y sistemas de refrigeración, así como sustancias nocivas del exterior. Incluso viviendo en ambientes demasiado húmedos, donde hay moho, puede predisponer a enfermedades infantiles que podríamos prevenir fácilmente. Incluso la condensación en las paredes o los cristales de las ventanas por sí sola es una alarma en un contexto familiar o escolar insalubre.

Cómo evitar la contaminación doméstica

Par evitar esta contaminación doméstica siempre podemos adoptar buenos hábitos para promover una buena calidad del aire dentro de nuestros hogares, y así salvaguardar la salud de nuestros hijos. Veamos algunos de ellos:

  • Ventila la casa con frecuencia, especialmente al limpiar la casa;
  • Si vive en una ciudad con altas concentraciones de contaminación del aire, mantén las ventanas cerradas durante el día y deja que entre el aire temprano en la mañana, cuando los niveles de smog son más bajos;
  • Eliminar el humo de los cigarrillos de los ambientes cerrados;
  • Limita el uso de pesticidas rociados en casa;
  • Comprueba el buen funcionamiento de la calefacción.
  • Coloca la impresora lejos del entorno en el que permanecerá durante más tiempo;
  • Elimina el amianto y las fibras de lana sintética (lana de roca y lana de vidrio): estos materiales siguen presentes en muchas viviendas construidas en los años 60 y 70. Aquí es necesaria una recuperación por parte de firmas especializadas;
  • Presta atención a la calidad de los materiales utilizados para pintar las paredes de las habitaciones: sí a las pinturas / pinturas a base de agua y atención a las colas;
  • Para la limpieza utilizar agua y productos alternativos de bajo potencial contaminante (productos orgánicos);
  • Usa la menor cantidad posible de detergentes en aerosol , ya que contienen fracciones volátiles que son nocivas y dañan directamente a las personas que los usan;
    Mantén las habitaciones limpias en presencia de mascotas;
    Vigila cualquier mancha de moho que veas y elimínala cuánto antes.
  • Limpia los filtros del aire acondicionado con frecuencia .

Una ayuda de las plantas

Muchas plantas que se pueden cultivar de forma segura en casa son una valiosa ayuda para combatir la contaminación interior .

Algunos estudios -realizados por la NASA ya a finales de los 80- nos dan resultados muy interesantes: las plantas de interior en casa son capaces de neutralizar las sustancias orgánicas volátiles ( COV ) presentes en nuestros hogares mediante unas enzimas llamadas metilotrofos, además de liberar oxígeno. . y absorber el dióxido de carbono presente en los ambientes gracias a la bien conocida la fotosíntesis clorofila, de la memoria escolar!

Entre las mejores plantas para hacer frente la contaminación doméstica podemos recomendaros los crisantemos, el aloe vera, la sansevieria, el potus o las azaleas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias