Embarazo

Semana 4 de embarazo: la placenta crece

Durante la Semana 4 aparecen las primeras náuseas.

Ayudarte a que puedas conocer a fondo el embarazo, para que puedas llevarlo bien y disfrutarlo, es lo que pretendemos con la serie que hemos iniciado en la que te vamos exponiendo las características que identifican a cada semana. Una saga de artículos que ahora vamos a continuar con todo lo que concierne a la semana 4.

¿Estás preparada para saber qué sucederá en ese momento o cómo va creciendo tu bebé? Te lo contamos todo.

La placenta crece y funciona plenamente

semana 4
Ecografía en la semana 4

Entre las principales notas de interés que podemos destacar de este momento de la gestación está el hecho de que la placenta no solo está ya creciendo sino que funciona muy bien. De ahí que le esté aportando al feto desde el oxígeno que necesita hasta el alimento que requiere para seguir desarrollándose de forma adecuada. Una circunstancia esta que hará que hará que el embarazo vaya por buen camino.

Las características del feto

semana 4
El crecimiento del feto

Además de todo lo indicado, también es importante ser consciente de que en la semana 4 de embarazo se producen distintos avances en el feto. En concreto este, que tiene ya su corazón latiendo a pleno rendimiento, va a ir desarrollando o, al menos, esbozando lo que son las orejas, los ojos, la cabeza y otras partes de su cuerpo. Eso sin olvidar que también se va formando el tubo neural o la médula espinal e incluso el sistema nervioso central.

En lo que respecta al tamaño, se considera que puede medir en torno a un milímetro. Para que te puedas hacer una idea, vendría a tener la misma longitud que una judía.

Los síntomas de la embarazada

semana 4
Náuseas en el embarazo

No solo el bebé va cambiando en la semana 4 de embarazo, su mamá también tiene que hacerle frente a alteraciones de todo tipo. Así, por ejemplo, hay que tener en consideración que muchas de las féminas se enfrentan a síntomas tales como estos:

  • Sensación constante de cansancio, de agotamiento, aunque haya descansado bien.
  • Se levanta con náuseas y, en ocasiones, estas acaban propiciando que tenga que vomitar.
  • En muchos casos, la futura mamá se topa con la circunstancia de que aumentan de manera considerable sus ganas de orinar. Y no solo eso, acude al baño con mucha más frecuencia de lo que viene siendo habitual.

Además de todo lo expuesto, es importante saber que se recomiendan dos cosas en este momento del embarazo:

  • Comenzar a practicar ejercicio de manera habitual, aunque sea salir a caminar a diario. Eso le aliviará ciertos síntomas como el cansancio al tiempo que le permitirá liberar el estrés y ponerse en forma para afrontar los meses que quedan por delante de embarazo.
  • De la misma forma, también es aconsejable acudir al médico para que, entre otras cosas, pueda certificar que los niveles de ácido fólico están en los niveles adecuados. Y es que es muy importante por distintos motivos, tales como favorecer el desarrollo del tubo neural. En caso contrario de que sea bajo, el doctor puede indicar que la futura mamá debe comenzar a tomar el correspondiente suplemento.

Dieta de la Semana 4 de embarazo

semana 4
Verduras a la plancha

Para poder llevar a cabo de la mejor manera posible el embarazo en este momento, también hay que vigilar la alimentación. En concreto, tal y como hemos dado a conocer en un artículo sobre la nutrición de la gestante hasta la cuarta semana, las recomendaciones más importantes al respecto son las siguientes:

  • En pro de poder aliviar las náuseas que se tengan hay que tomar frutos secos y comer de manera frecuente. Eso sin olvidar que también pueden ayudar a reducirlas o eliminarlas desde el yogur hasta el agua con gas.
  • El desayuno idóneo sería el que cuenta con lácteos, fruta y algo de cereales integrales.
  • Para media mañana lo mejor es decantarse por otra pieza de fruta, una barrita de cereales o unos frutos secos.
  • Entre los platos idóneos para el almuerzo están desde las verduras a la plancha o en crema hasta las legumbres o el arroz. Estas propuestas se pueden preparar a modo de plato único o bien en forma de menú completo, en cuyo caso se podrían combinar con un filete de pavo, pollo o ternera también a la plancha. El postre, por supuesto, fruta.
  • Para la merienda, lo más recomendable es un yogur o nuevamente la citada fruta.
  • Y para cenar siempre algo ligero, que facilite la digestión y el descanso. Alternativas al respecto son un revuelto de espárragos con gambas, ensalada, sopa o pescado a la plancha.

Síguenos en Facebook y podrás continuar conociendo la evolución de tu embarazo semana a semana así como los mejores consejos que te pueden ser de ayuda.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias