Cuidados del Bebé

Consejos clave para acometer la higiene genital de tu bebé

Consejos clave para acometer la higiene genital de tu bebé
0 Comentar

Uno de los aspectos clave más importantes a la hora de poder conseguir que el bebé esté perfectamente cuidado es el de mantenerlo en las mejores condiciones de higiene, es decir, que tenga estar limpio en todo momento para así evitar distintos problemas de salud como puede ser, por ejemplo, infecciones de diversa índole.

Por ese motivo, hay que poner especial atención en bañarlo a diario, en cambiarle los pañales con frecuencia y, al mismo tiempo, en conseguir que en sus genitales no queden restos de caca o pipí e incluso en evitar que, después de un baño, se queden húmedos.

Si tú tienes un niño y no quieres caer en errores al respecto, te recomendamos que sigas leyendo pues, a continuación, te vamos a dar a conocer algunas pautas y consejos básicos al respecto:

Pautas generales

Aunque después vamos a puntualizar una serie de aspectos en cuanto a las medidas especiales de higiene cuando se trata de niñas o de niños, vamos a empezar exponiendo una serie de recomendaciones generales que van a servir para ambos sexos:

  • Siempre que se les va a cambiar el pañal y a limpiarles sus genitales o que se les va a lavar esa zona hay que tener en consideración que en todo momento debe hacerse desde arriba hasta abajo, en dirección al ano.

  • Las toallitas que existen en el mercado, que no contienen alcohol, son la opción más recomendable para limpiar los genitales de los pequeños. Y es que, además, no irritan su piel.

  • No obstante, cuando se esté en casa, si así se desea, se puede optar también por hacer uso de una gasa empapada en agua y jabón neutro. Pero hay que tener en cuenta que las citadas toallitas son una opción más cómoda en tanto en cuanto se tiran a la basura una vez usadas y se pueden llevar a todas partes, al igual que permiten conseguir un estupendo resultado en poco tiempo.

  • Cuando así lo recomiende el pediatra, una vez que se ha limpiado a fondo la zona, se procederá a aplicarles una pomada para que la piel de la misma esté muy bien hidratada.

  • Durante los primeros días desde que viene al mundo, sobre todo, será necesario cambiar unas ocho veces aproximadamente cada jornada.

  • Aunque desde hace décadas se ha utilizado los polvos de talco como remedio para conseguir que el culito del niño esté sano y libre de rojeces y picores, ahora cada vez son menos recomendados por los pediatras. ¿Por qué? Porque consideran que le puede resecar la piel de manera contundente.

Consejos en el caso de las niñas

Cuando se tiene a una bebé, lo que se debe hacer es proceder a tener en cuenta estas siguientes consideraciones en pro de conseguir el resultado más adecuado posible:

  • Como hemos comentado anteriormente, siempre debe comenzarse a limpiar de arriba a abajo, para evitar arrastrar gérmenes desde el ano hasta lo que es la vulva.

  • En el caso de las pequeñas, hay que tener claro que si se considera que se han ensuciado los labios de la menor hay que proceder a abrirlos para limpiarlos pero sin presionar, simplemente pasándoles la toallita, la gasa o la esponja en cuestión de manera suave.

  • Una vez que se le ha limpiado a fondo hay que proceder a secarle los genitales de manera profunda, para evitar que queden zonas húmedas, ya que eso puede dar lugar a la aparición de hongos.

  • El último paso, antes de colocar el pañal limpio, será aplicar la crema pero por lo que es la zona superficial de los genitales.

higiene-1

Consejos en el caso de los niños

Cuando el bebé es un varón hay que tener en cuenta otra serie de recomendaciones al respecto, en pro de evitar problemas de higiene y salud. Por eso, para lograr que esté en perfecto estado, nada mejor que tener en consideración los siguientes puntos:

  • Cuando se le va a cambiar el pañal porque se ha hecho pipí, se debe tener presente que es habitual que vuelva a hacerlo, por eso, es mejor mantener el pañal un momento quieto antes de que “riegue” como un aspersor.

  • A continuación, con la toallita, jabón o gasa hay que retirar toda la suciedad que pueda tener en el pene, tanto delante como detrás, en los testículos y en las ingles, sobre todo.

  • Si el prepucio permite asomar la punta del pene, se debe tener cuidado de sólo lavarlo con agua ya que el jabón o cualquier producto similar puede penetrar en la uretra y generarle un contundente escozor.

  • A la hora de aplicarle la crema o pomada para la piel, deberá extenderse por el pene, en las nalgas y en los alrededores del ano y de los testículos.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias