Alcohol

Los efectos del alcohol sobre nuestro sistema nervioso

A menudo escuchamos los efectos negativos que el alcohol puede originar sobre nuestro sistema nervioso. Aquí te contamos un poco más sobre el tema.

Los efectos del alcohol
¿Cómo afecta el alcohol sobre nuestro sistema nervioso?

Con seguridad a todos nos gusta darnos algunos gustos o caprichos de vez en cuando. Uno de los gustos más comunes que las personas se suelen dar durante su tiempo libre, es el consumo de alcohol. Si consumimos alcohol de manera responsable y cada un tiempo prudencial, no sufriremos ningún tipo de consecuencia. El problema radica cuando el consumo de alcohol se vuelve algo cotidiano. Los efectos del alcohol sobre nuestro organismo y nuestro sistema nervioso, pueden ser varios y muy nocivos.

Estos efectos del alcohol dentro de nuestro cuerpo, sistema nervioso y cerebro, pueden darse cuandoconsumimos alcohol durante muchas horas y a corto plazo, o cuando consumimos alcohol durante muchos años seguidos. La gran diferencia es que, si nuestro consumo es de manera esporádica, no nos generara ningún tipo de consecuencia compleja. Vamos a desarrollar un poco más acerca de esta cuestión.

¿De qué manera se generan las alteraciones en nuestro sistema nervioso?  

El alcohol es una sustancia que afecta de manera directa a la química del cerebro. Cuando consumimos alcohol en grandes cantidades y durante periodos duraderos, podemos alterar los niveles de los neurotransmisores.

Los neurotransmisores son los que se ocupan de trasladar las señales que el cerebro envía para controlar de manera correcta el proceso de pensamiento, emociones y comportamiento. Estas señales suelen cumplir la función de inhibidores de la actividad cerebral o de estimuladores de la actividad cerebral.

¿Cuáles son los efectos del alcohol más comunes?  

Los efectos que el alcohol puede generar en una persona suelen ser pocos. Los más comunes y de los que siempre escuchamos son: ansiedad, agresividad, estrés y depresión, que suelen presentarse de forma segura. No todos al mismo tiempo, pero sí de manera alternada.   Los efectos del alcohol

El cerebro está programado para comportarse de una manera específica y cuando consumimos alcohol de manera excesiva, ponemos en riesgo este funcionamiento. Esto, puede afectar los siguientes aspectos:

  • El comportamiento.
  • Los pensamientos.
  • Los sentimientos.
  • Las emociones. 

Lo que suele suceder es que, al consumir alcohol, las personas adquieren una sensación falsa de confianza, reduciendo los niveles de ansiedad y siendo sumamente más sociables. El problema es que, al consumir demasiado, el cerebro puede comenzar a confundir las diferentes sensaciones.

Típicas señales de problemas de alcohol   

Cuando consumimos alcohol de manera desmedida, suelen quedar en evidencia algunas señales claras:

  • Tienes comportamiento violento después de consumir alcohol.
  • Estado de ánimo negativo.
  • Insomnio.
  • Estar constantemente desanimado.
  • Tener ansiedad en una situación distendida. 

No está mal disfrutar de una bebida alcohólica cada cierto tiempo. Lo importante, es conocer nuestros límites y controlar que el consumo no se vuelva una adicción. De esa forma estaremos tranquilos y podremos disfrutar de cualquier situación.

Lo último en Salud

Últimas noticias