Cuerpo humano

5 consejos para liberar tu ira de forma saludable

¿Sientes que la ira te domina en algunos momentos de tu vida y lo pasas mal? No te resignes, pon en marcha estos consejos prácticos para liberar tu ira de forma saludable. Toma nota de ellos.

Control de la ira
Libera tu ira de forma saludable

Hay momentos en la vida en los que uno se enoja y termina lastimando a las personas que realmente nos importan. Siempre que ocurre un estallido de ira, por lo general las consecuencias son malas. En otros casos puede ocurrir que uno reciba un ataque de ira de otra persona, que tampoco es nada agradable. Por lo tanto, la ira puede ocasionar problemas en tu vida. Si dejas pasar el tiempo y no buscas ayuda para liberar tu ira, la expresión negativa de este ataque no solo afectará a quienes nos rodean, sino que también a nuestra salud y calidad de vida.

¿Cómo puedes liberar tu ira?

La ira es parte de la vida. A todos en algún momento de nuestra vida nos tocará vivir alguna situación que nos sintamos enojados.  La ira puede variar en una gran escala, desde una leve molestia hasta una ira más grave. Resultados de distintos estudios han demostrado que, debido a factores ambientales, genéticos y psicológicos, algunas personas son más susceptibles a la ira que otras.

Es importante encontrar formas de liberar tu ira antes de que se crezca dentro de ti. Aunque es bueno “liberar la rabia”, debe hacerse de manera responsable y catártica. Estas son algunas tácticas probadas y comprobadas a la que podéis recurrir en caso de necesidad.Puño con ira

Toma una pausa

Esta es aparentemente la opción más fácil, sensata y más gratificante. En primer lugar, hay que reconocer que la ira está sucediendo. Cuando sientas que burbujea, aléjate durante un minuto, haz una pausa y respira profundamente desde tu diafragma. Trata de pensar en algo relajante y realiza esto antes de tener una reacción. Haciendo este ejercicio lograrás liberar tu ira y seguro que te lo agradecerás.

Rehabilitación cognitiva

Esto significa hacer un cambio positivo en los pensamientos. Reemplazar los pensamientos negativos e inútiles por otros más positivos y realistas. Por ejemplo, cuando no sabemos hacer algo y no lo conseguimos de ninguna forma. Debemos tomarnos unos minutos, hacer una pausa, ejercicios de respiración profunda y reevaluar.

Escribe

Una excelente forma de expresarse y liberar la ira, es escribiendo. Puede que sea lo último que tengas ganas de hacer en un momento de enojo, pero si puedes adquirir el hábito de escribir todo lo que sientes en ese momento, será un hábito muy útil en el futuro.Niña con ira

Comunicarse

Expresa verbalmente tu sensación, di realmente lo que deseas decir. Escucha lo que dicen otros y piensa lo que realmente quieres transmitir. Trata de dominar la situación, y no te dejes llevar por la ira, (pon en práctica los ejercicios indicado en el punto 1).  Aunque podamos sentirnos a la defensiva de inmediato, si nos tomamos un tiempo para comprender mejor la situación, el resultado será más pacífico y feliz.

Tener sentido del humor

Una aparente y simple tontería puede ser una gran herramienta.  Aunque no es saludable “reírse” y descartar tus sentimientos, tener una imagen realmente tonta a la que puedas recurrir en momentos de enojo, puede ayudar a sacar la ira. No estamos hablando de sarcasmo o humor amargo, lo que tampoco ayuda.  Solo lo suficiente como para enfriar los ánimos y afrontar la situación de forma racional.

El ejercicio y el buen descanso, también ayudarán a liberar la ira

  • Salir a correr, ir a caminar, ir a una clase de spinning, son ejercicios que te ayudarán a liberar esa energía ansiosa que se acumula dentro de ti y que de otra forma podrían estallar en forma perjudicial. Libera la hostilidad y, literalmente desahoga el vapor. Sentirás un gran bienestar y alivio cuando logres liberar la ira a través de actividades físicas.
  • Dedicar el tiempo necesario al descanso es muy importante para sentirse saludable. No te ocupes o te esfuerces por hacer las cosas cuando estés cansado. Cuando estés de mal humor o deprimido, se pueden decir cosas que no se quieren decir con facilidad. Duerme un rato y déjalo enfriar. A la mañana siguiente, cuando tus sentimientos se hayan aplacado un poco y seguramente que lo harán, retoma la situación. Esta es la belleza de los sentimientos, siempre pueden cambiar.
  • Un buen ejercicio es, desde el momento en que abres los ojos planificar algo que te produzca alegría. Para que esto sea más efectivo, elije algo basado en lo que realmente te guste hacer, en lugar de pensar en lo que deberías hacer.
  • Por ejemplo, puedes haber leído que los ejercicios matutinos liberan el estrés al aumentar la serotonina, la hormona que estimula el estado de ánimo. Esto es cierto y sigue adelante si te hace sentir bien. Pero si levantarte de la cama para hacer ejercicios no te gusta, es hora de adoptar un enfoque diferente.

Si no estás tomando ninguna medida para que tu vida cambie, tu rutina te acompañará por el resto del tiempo. Por eso es importante tener presente estos consejos, para aplicarlos en situaciones que parezcan superarte y de esta forma liberar tu ira.

Lo último en Salud

Últimas noticias