Fútbol Club Barcelona

PIQUÉ NO SE MIRA EL OMBLIGO

El palco del Camp Nou sí es un escándalo: los últimos cinco presidentes culés fueron imputados

piqué
Los últimos cinco presidentes del Barcelona han tenido que declarar en los Juzgados por imputación.
0 Comentar

Gerard Piqué tiene mucho que callar si se pone a hablar de palcos y corrupciones. El club de sus amores, el FC Barcelona, cuenta con una larga trayectoria de presidente imputados. Sin ir más lejos los últimos cinco –José Luis Núñez, Joan Gaspart, Joan Laporta, Sandro Rosell y Josep María Bartomeu– han sido procesados y algunos de ellos condenados hasta el punto de que con su condena han arrastrado a que el Barcelona haya admitido cometer delito. Desde 1977, ningún presidente ha quedado libre de pasar a declarar por un Juzgado.

Núñez dirigió el Barcelona durante 22 años y en ese periodo cometió varios delitos por los que fue condenado. Mientras dirigía el Barcelona, el ex presidente sobornó a varios funcionarios de Hacienda con un millón de euros para defraudar 13,1 millones entre los años 91 y 99. Fue condenado a seis años de cárcel en 2011, aunque su pena se redujo posteriormente y apenas estuvo en la cárcel por su avanzada edad.

El vicepresidente y sucesor de Nuñez era Joan Gaspart. El empresario también debió declarar en el Caso Spanair después de estar en el Consejo de Administración. La aerolínea quebró en el año 2012 y se le acusó de retrasar intencionadamente el inevitable concurso de acreedores que supuso la disolución de la compañía. Gaspart salió bien parado, puesto que fue el único de dicho Consejo que se libró de pagar 10,8 millones de euros de multa.

Igual destino tuvo un Joan Laporta al que su sucesor Sandro Rosell acabó metiendo en los Juzgados. El que fuese presidente culé de 2003 a 2010 aseguró que terminó su última temporada en la presidencia con un superávit de 11 millones de euros, mientras que la nueva Junta aseguraba que el déficit era de 48. Los socios compromisarios votaron a favor de que Laporta pasase por los Juzgados. Cuatro años el que fuese cabeza de Solidaritat Catalana para la Independencia y su Junta fueron absueltos.

Rosell no se libraría de los Juzgados después de haber mentido con el fichaje de Neymar, que según él costó 57 millones de euros. El presidente culé fue imputado por el juez Ruz en 2014 por presuntos delitos de apropiación indebida y simulación contractual en la contratación del futbolista brasileño. El Barcelona acordó con la Fiscalía el pago de una multa de 5,5 millones de euros y que habían cometido estos delitos en la contratación del jugador. Por si fuera poco, Rosell también tiene procesos penales abiertos por malversación de caudales públicos en Brasil.

Y el último en llegar al cargo, Josep María Bartomeu, está igualmente imputado por el caso Neymar, que ahora vivirá su segunda parte tras la denuncia de DIS después de no recibir el 40% que les correspondía del traspaso de Neymar. El que fuese mano derecha de Rosell tendrá que ir a declarar en los próximos meses, aunque ya estuvo presente en la primera parte del mismo.

Piqué se jacta de hablar mover hilos e influencias cuando no hay un presidente culé que no haya tenido que pasar por los juzgados desde 1977. Sergio Ramos tenía mucha razón cuando el miércoles le respondió: “Ellos tienen mucho más que callar que nosotros”. No hay color. Aquí el Barça puede sacar la manita.

Últimas noticias