Las víctimas inocentes no pueden ser un arma electoral

Las víctimas inocentes no pueden ser un arma electoral
Comentar

En 2011 José Bretón asesinó a sus hijos Ruth y José, de 6 y 2 años, los drogó y no se sabe si vivos o muertos los quemó en un horno que había fabricado al efecto. En el juicio la fiscal afirmó que había “pruebas como puños” de que Bretón mató “de la forma más cruel posible” a los niños. Fue condenado a 40 años de cárcel, pero dentro de seis empezará a disfrutar de permisos de fin de semana al haber cumplido la mitad de los 25 años de pena máxima anteriores a la Prisión Permanente Revisable (PPR). En 2015 David Oubel mató a sus hijas Candela y Amaia, de 9 y 4 años, usando una radial y un cuchillo de cocina, después de haberlas drogado. El tribunal entendió que lo hizo con alevosía como demuestran las diez veces que atacó a su hija mayor, a la que no le habían hecho efecto los sedantes. Es el único español condenado a PPR. Cuando lleve 25 años en prisión  será revisada la condena impuesta y, si se registrasen determinadas circunstancias, tendrá la oportunidad de acogerse al tercer grado.

Tan sólo el 20% de los españoles es partidario de que se derogue la Prisión Permanente Revisable que va a mantener a Oubel al menos 25 años en prisión. A mí me resulta incomprensible que exista un 20% de mis compatriotas a los que les parece bien que Bretón empiece a salir a la calle dentro de 6 años, pero también tengo que aceptar que existe un 15% que vota a Podemos, lo cual me resulta igual de increíble. En cualquier caso me alegro de que la inmensa mayoría de españoles no queramos que esa ley se derogue como ha propuesto el PNV y han secundado todos los partidos progresistas, incluido Ciudadanos, aunque estos últimos han recapacitado y de momento parece que ahora sí la apoyan.

Todos los países de nuestro entorno tienen penas similares a la que en España entró en vigor en 2015. Los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos la consideran ajustada a sus normas. Pero los partidos de la oposición presentaron un recurso de inconstitucionalidad que lleva dos y medio pendiente de resolución en el Tribunal Constitucional y no obstante, pretenden derogarla sin esperar a que éste pueda dictaminar su constitucionalidad. Las familias de Juan Carlos Quer (Diana), Juan José Cortés (MariLuz), Ruth Ortiz (Ruth y José Bretón), Antonio del Castillo (Marta) y Rocío Viéitez (Candela y Amaia Oubel), han puesto en marcha una petición para evitar la derogación de la PPR, que desde aquí os animo a firmar.

Las motivaciones que podemos imaginar o intuir en la actitud de los partidos políticos respecto a este asunto son vergonzosas. El PNV pretende quitarle apoyos a Bildu entre los votantes proetarras, el PSOE intenta mostrarse tan progresista y de extrema izquierda como Podemos y sus confluencias, quienes a su vez respaldan cualquier medida que beneficie a los presos de ETA. Ciudadanos hasta ayer eran partidarios de la derogación pensando que así le harían daño al PP, pero han rectificado al comprobar que las encuestas indican que la medida tiene respaldo entre sus simpatizantes. Y el PP quiere aprovechar ahora para sacar tajada poniéndole más difícil a C’s la rectificación, y para ello va a aumentar en tres o cuatro los ocho supuestos para los que actualmente está vigente, sin negociarlo antes con ellos. ¿Qué hemos hecho los españoles para merecernos estos políticos? ¿Por qué no saben que con la vida de nuestras víctimas más inocentes no se pueden hacer campañas electorales?

Últimas noticias