Errejón es el conde de Montecristo de Podemos

Errejón es el conde de Montecristo de Podemos

A Íñigo Errejón le queda como un guante el traje de Edmond Dantès. Podemos tiene su propio conde de Montecristo listo para la acción. La venganza en política se sirve en un plato frío lleno de buenos resultados. Si Errejón los lograra en su asalto a la Comunidad de Madrid, volvería a ser el protagonista político al que Pablo Iglesias desterró al olvido por llevarle la contraria y desafiar su poder omnímodo dentro de Podemos.

Los que fueron amigos del alma y compañeros de universidad —como amigos del alma eran Dantès y Danglars— rompieron su relación después de la traición de Iglesias, que enfermo de sí mismo nunca soportó que la brillantez de Errejón lo eclipsara ante muchos miembros de Podemos. Pablistas y Errejonistas se enzarzaron entonces en una disputa por hacerse con el control de la formación morada. Disputa que ganaron los primeros por aplastamiento al controlar el aparato del partido.

Aquella lucha fratricida acabó con los huesos de Errejón bajo la sólida sombra de la insignificancia política. Ahora, y tras aquella purga de su antiguo amigo, tiene la oportunidad de volver por donde solía y capitanear un proyecto para intentar ser el nuevo presidente de todos los madrileños. OKMACUTO ha podido saber que los críticos de la formación esperan impacientes. Lo tendrá difícil, casi imposible, ante la popular Cristina Cifuentes. No obstante, en política como en la vida todo es posible. Quizá Errejón-Dantès pueda consumar su venganza contra Iglesias-Danglars en el próximo año y medio.

Últimas noticias