Perros

Razas de perros: el bullmastiff

Entre las razas de perros con una mayor resistencia y más cariñoso como compañero, está el bullmastiff. ¿Cuáles son las características de este animal?

El perro bullmastiff
Curiosidades sobre el bullmastiff

Conocido como un animal tranquilo y cariñoso, la raza de perros bullmastiff es una mascota ideal. Los niños lo adoran y él a ellos. No es muy difícil de cuidar y su aseo es realmente muy sencillo. Además, se caracteriza por obedecer a todos los miembros de la familia, lo que hace mucho más fácil la convivencia. Se cree que la raza fue creada en Reino Unido en el siglo XX mediante la unión del bulldog y el mastín inglés. Estos dos canes eran utilizados para salvaguardar las tierras y la fauna local.

Características de un gran perro

Un aspecto importante del bullmastiff es que no utiliza sus potentes dientes para infligir daño. Fue enseñado a derribar con su peso e inmovilizar, por lo que trata de usar lo menos posible su boca y sabe medir su fuerza. Es un perro que no ataca a menos que lo considere absolutamente necesario.

Es un can de gran tamaño. En las hembras el peso y la altura oscilan entre 45 a 54 kilos y 60 a 65 centímetros. Los machos pesan entre 50 y 59 kilos y cuentan con una altura entre 60 a 70 centímetros.

El bullmastiff tiene el pelo corto y liso. Su color puede ser atigrado o rojo. Además, tiene orejas caídas de forma natural, y como la mayoría de los perros grandes tiene tendencia a babear, roncar y a excavar. Sin embargo es un animal que no ladra constantemente, lo cual es beneficioso.

Es un perro muy obediente y de fácil aprendizaje. Educarlo es muy sencillo, solo hay que tener paciencia y autoridad, por eso favorecer la socialización desde cachorro es importante para su correcto desarrollo.El perro bullmastiff

Fuerza física y espacio para vivir

El bullmastiff tiene mucha resistencia física. Puede trotar o caminar distancias largas, lo cual es conveniente para evitar el sobrepeso. Por su gran tamaño no es recomendable que exceda su peso normal, pues se pueden perjudicar sus patas. Sin embargo, no se le debe exigir tanto porque es un can que no está hecho para actividades atenuantes.

Tiene una esperanza de vida de ocho a diez años. Es un perro propenso a la obesidad, la displasia de cadera y la torsión del estomago a una avanzada edad.

El bullmastiff puede adaptarse con facilidad a vivir en apartamentos o casa. Su pelo debe cepillarse una o dos veces a la semana, pero no es necesario cortarlo. No se recomiendan los baños a menudo porque pueden causar dermatitis.

Si te decides a tener un bullmastiff disfrutarás de un fiel compañero. Es un perro ideal para tener como mascota. Además de ser muy familiar y cariñoso, es un animal al que le gusta hacer feliz a dueño y al resto de su familia.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias