Perros

¿Qué tipo de huesos se les puede dar a los perros?

Huesos para perros
Perro

Bien es sabido por todos que roer tiene un amplio abanico de beneficios para la salud de los perros ya que les ayuda a liberar el estrés y la ansiedad y les refuerza los músculos de la mandíbula. Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con los huesos que se les puede dar a los perros ya que algunos pueden causarles problemas de salud de carácter grave.

En un artículo publicado recientemente por ‘Affinity’ se hace referencia a los beneficios de los huesos para los canes: «Masticar huesos puede ayudar a tu compañero a mantener sus dientes limpios y fuertes, además de aportarle cierta protección frente a la formación de sarro».  Y añaden: «Les pueden aportar algunos beneficios nutricionales, ya que son una fuente importante de calcio y fósforo, aunque solo será necesario proporcionárselos si nuestro perro come una dieta casera, ya que puede tener alguna carencia».

Más allá de los beneficios para la salud, el hecho de roer huesos resulta muy divertido para los perros, así que favorece su bienestar. Esta actividad les ayuda a estimular su mente y, en consecuencia, a crecer sanos y felices.

Los mejores huesos para los perros

Los huesos tienen muchos peligros que pueden llegar a ser letales para los perros. Pueden sufrir numerosos problemas si los huesos que les damos no son los adecuados: asfixia, cortes en la boca, vómitos, fracturas dentales, perforaciones intestinales…

Desde ‘Affinity’ recomienda darles «huesos crudos envueltos en carne y evitar los huesos de pollo. También se les pueden ofrecer huesos grandes, de aproximadamente el tamaño de su cabeza o dejárselos solo bajo supervisión para retirárselo cuando su tamaño sea igual al tamaño de su boca».

Tipos de huesos

Los huesos de res son unos de los preferidos por los canes ya que el cartílago gelatinoso tiene un sabor que les resulta muy agradable. Además, la cantidad de carne es generosa.

Los huesos de cordero también les gustan mucho a los canes ya que la carne tiene un sabor muy intenso. Ahora bien, el cordero puede tener huesos estrechos y puntiagudos que pueden hacer daño a los canes, así que es importante tener cuidado.

En cuanto a los huesos de pollo, están completamente prohibidos. Nada de darles las sobras de un pollo asado en asa porque se deshacen con gran facilidad y, en consecuencia, es muy probable que se le claven en el estómago o en la garganta.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias