Perros

¿Los perros pueden comer espinacas?

¿Los perros pueden comer espinacas?
Espinacas

Todos sabemos que, para que los perros crezcan sanos y felices, deben seguir una alimentación equilibrada. Más allá de su dieta habitual, de vez en cuando podemos darles «alimentos de humanos», pero es importante saber cuáles elegimos porque no todos son aptos para los canes. Si te preguntas si los perros pueden comer espinacas, la respuesta es «depende». ¡Te lo contamos todo a continuación!

Lo primero es saber qué son exactamente las espinacas. Son un tipo de verdura de hoja verde con un alto contenido en nutrientes como vitaminas A y B, calcio, vitaminas, fósforo y hierro. Los beneficios para la salud de las personas son muy amplios: aportan energía, combaten la anemia, cuidan la salud cardiovascular, previenen el envejecimiento de la piel y de las células…

Espinacas y perros

Ahora bien, con los perros la cosa cambia. Si los peludos ingieren espinacas en grandes cantidades, su sistema renal podría fallar y sufrir problemas de salud de carácter grave. Ahora bien, si le das un par de hojas de espinacas al mes a tu mascota, no pasa absolutamente nada. Es más, le estarás aportando una dosis extra de vitaminas, antioxidantes y fibra, nutrientes muy importantes para el correcto funcionamiento de su organismo.

El sistema digestivo de los canes es muy distinto al de los humanos. A diferencia del nuestro, el suyo está más y mejor preparando para procesar las proteínas de origen animal. No digiere demasiado bien los nutrientes que aportan los alimentos de origen vegetal, y por esta razón la ingesta de espinacas debe ser muy moderada.

Contraindicaciones

Aunque no hay ningún tipo de estudio científico que avale esta teoría, se dice que si los perros comen espinacas, éstas pueden bloquear la absorción de calcio en su organismo. Sin embargo, según explican los expertos, esto sólo ocurriría si comieran espinacas en grandes cantidades y de manera frecuente, algo que en ningún caso está recomendado.

Por otra parte, una gran ingesta de espinacas favorece la aparición de cálculos en los riñones de los perros. Los cálculos renales se pueden formar en cualquier punto del tracto urinario, como los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Los síntomas más comunes son: incontinencia, dolor, presencia de sangre en la orina, fiebre y cansancio.

En definitiva, si quieres darle espinacas a tu perro, recuerda que debes hacerlo de forma muy puntual, una vez al mes, y no más de dos o tres hojas cortadas en pequeños trozos. Por supuesto, siempre debes consultar al veterinario para que te diga qué es lo que más le conviene a tu mascota.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias