Animales

Abeja reina: funciones, cómo distinguirla y curiosidades

Una colmena no puede sobrevivir sin la abeja reina

La abeja reina
Funciones de la abeja reina

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de la abeja reina porque es uno de los animales más populares que existen. En este artículo vamos a contarte cuál es su función y por qué es tan importante para la supervivencia de la colmena. Ella es la única abeja fértil y, por lo tanto, la única que pone huevos, que más adelante se transformarán en larvas y, finalmente, en abejas. Mientras que la esperanza de vida promedio de una abeja es de apenas entre uno y seis meses, la reina puede vivir hasta cuatro años.

El papel de la abeja reina en la colmena

Tal y como su propio nombre indica, la abeja reina es el pilar fundamental de la colmena, clave para su supervivencia. En una colmena no puede haber dos reinas, sólo una.

Es relativamente fácil de diferenciar del resto de abejas porque esta es mucho más grande, hasta el punto de que las las no cubren el 100% de su abdomen. Ahora bien, su sistema olfativo no está tan desarrollado y su aguijón es más suave.

Su principal función es la de poner huevos. ¿Cuántos es capaz de poner una abeja reina a lo largo de su vida? Un millón de huevos, nada más y nada menos.

La lucha por ser la abeja reina

Pero, ¿qué ocurre si son varias las abejas reinas eclosionadas? Entonces comienza una guerra entre ellas hasta que sólo queda una vencedora. Cuando gana y acaba con las demás, realiza lo que se conoce como «vuelo nupcial» para ser fertilizada. Luego, regresa a su colmena y empieza a colocar los huevos en las celdas.

¿Hembra o macho? En cada célula hay una hembra si el óvulo fue fertilizada, y un macho si no lo fue. La abeja reina es fértil durante toda su vida, pero únicamente cuando pone huevos sin fertilizar (machos) la colmena va preparará a otra abeja para que sea reina.

Lo que ocurre entonces es que la reina que se ha hecho mayor pierde el derecho a recibir comida, de forma que será expulsada de la colmena.

Por último, queremos resaltar que, aunque a veces nos resulten molestas, las abejas son un insecto clave para el entorno natural, y también para el ser humano. Generan un gran equilibrio ecológico y, además, los diferentes sistemas de producción agrícola dependen en buena parte de las abejas.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias