La Policía del dictador Maduro lanza una bomba lacrimógena contra la embajada de Canadá en Caracas

Comentar

La represión en Venezuela ya no entiende de nada: ni de respeto a los derechos humanos ni de respeto diplomático. Este martes, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) a las órdenes del dictador Nicolás Maduro han lanzado al menos una bomba lacrimógena contra las instalaciones de la Embajada de Canadá en Caracas, ubicada en el barrio de Altamira.

Los funcionarios represores se encontraban en las inmediaciones de la legación diplomática atacando a los manifestantes que por un día más tomaban las calles contra la ilegal Asamblea Nacional Constituyente que ha inventado el régimen para acabar con el poder de la oposición.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD), que reúne a decenas de partidos que reclaman libertad y pan para Venezuela, cuenta con una mayoría de dos tercios en la legítima Asamblea Nacional. Y la dictadura chavista no ha podido doblegar su ascendencia sobre un pueblo hastiado y desesperado. Por esta razón, Maduro ha dado un autogolpe después de reprimir a sangre y fuego y causando más de 120 muertes en los últimos cuatro meses de marchas diarias por la democracia, secundadas por cientos de miles en las calles de todo el país.

El reportero Rafael Hernández, de la cadena NTN24, publicó en su cuenta de la red social Twitter un vídeo con las imágenes del hecho, agregando:  “Cuando atacar prensa, ancianos, niños, manifestantes y residencias no es suficiente…”

Canadá es uno de los países que con más firmeza ha condenado la deriva totalitaria de un régimen que ha empobrecido a Venezuela, causando la mayor inflación del planeta, el peor desabastecimiento de comida y medicinas de la historia en el país. Al tiempo, Maduro mantiene más de 400 presos políticos en las cárceles, ha subvertido el orden constitucional y ahora pretende eternizarse en el poder a costa de las vidas de sus conciudadanos.

Últimas noticias