Un rapero islamista vetado en la sala Bataclan de París por sus letras: “Crucifiquemos a los laicos”

Bataclan
Nueva fachada de la sala Bataclan.
Comentar

Los conciertos del rapero francés Médine, criticado sobre todo por la derecha francesa de complacencia con el islamismo, no se celebrarán como estaba previsto en el Bataclan, donde en 2015 un atentado yihadista mató a 90 personas, anunció el viernes la sala parisina.

La programación de Médine había sido denunciada por responsables políticos de derecha y de extrema derecha, quienes consideran que sus temas como “Yihad” secundan las tesis islamistas.

“Por respeto a las víctimas de los atentados del 13 de noviembre y de sus familias (…) Médine y el Bataclan decidieron, con intención de calmar los ánimos, que los conciertos inicialmente previstos en el Bataclan, los 19 y 20 de octubre, tengan lugar en otra sala parisina”, indicó un comunicado de la sala.

“Les doy cita en el Zénith de París el 9 de febrero de 2019”, indicó el rapero en las redes sociales, hablando de una “decisión dolorosa”.

En las redes sociales, simpatizantes de la extrema derecha habían llamado recientemente a organizar manifestaciones frente al Bataclan en señal de protesta.

Una asociación de víctimas de los atentados, “13onze15 Fraternité Vérité”, había juzgado que el Bataclan cometía un “error” al programar a Médine.

En cambio, una de las principales asociaciones, Life for Paris, había salido en defensa del Bataclan, asegurando que no dejaría que se instrumentalizara “la memoria de las víctimas de los atentados con fines políticos”.

En su tema “Don’t Laik“, publicado días antes del atentado yihadista contra el semanario Charlie Hebdo en enero de 2015 en París (11 muertos), Médine cantaba “crucifiquemos a los laicos“. El año pasado, el rapero aseguró “tener la sensación de haber ido demasiado lejos” con esa canción.

Últimas noticias