Manualidades

Cómo hacer un cojín lumbar

Hacer un cojín lumbar
Pasos para hacer un cojín lumbar

Hacer un cojín lumbar nos ayudará a crear una pieza que puede acabar convirtiéndose en un imprescindible en estas fechas.

Hacer un cojín lumbar nos ayudará a crear una pieza que puede acabar convirtiéndose en un imprescindible en estas fechas. Cuidar la espalda en caso de pasar muchas horas en la misma posición debe ser algo imprescindible. Este tipo de cojines se adaptan perfectamente a la zona lumbar, con una dosis extra de calor y un punto de apoyo importante en la base de la espalda no podemos fallar. Toma nota de cómo crear un cojín lumbar que te servirá para apoyar una de las partes más importante de tu cuerpo, la zona lumbar.

Materiales para hacer un cojín lumbar

  • Metro
  • Hilo de hilvanar
  • Hilo del color adecuado para coser
  • Aguja
  • Alfileres
  • Cremallera
  • Tela
  • Guata

Pasos para hacer un cojín lumbar

  1. El cojín lumbar es un tipo de cojín que se usa para la parte baja de la espalda. Tiene una forma alargada que lo diferencia de las demás piezas. Vamos a crear en primer lugar la tapa de este cojín para conseguir que quede perfectamente adaptado a nuestra espalda.
  2. Lo ideal para hacer la tapa del cojín es hacernos con un compás, pero de no tenerlo podemos utilizar un cuenco redondo del tamaño adecuado. Haremos una especie de plantilla para cortar un patrón.
  3. Haremos con la tapa lista el resto del cojín. Medimos el contorno del plato con un metro, con esta medida tendremos el ancho del cojín. Podemos hacerlo todo lo largo que queramos para que se adapte perfectamente a nuestro cuerpo.Cómo hacer un cojín lumbar
  4. Trasladamos los patrones a la tela, cortamos las piezas que necesitamos para montar este cojín. Podemos usar el tipo de tela que más nos guste o hacer una combinación entre ambas para conseguir un resultado adecuado.
  5. Unimos los dos extremos del cojín y lo cerramos colocando la cremallera. Podemos optar por no ponerle cremallera. En este caso simplemente cosemos los extremos o los pegamos. De no saber coser, podemos hacer este proyecto con una pistola de pegamento que unirá las telas.
  6. Ponemos una de las dos tapas y añadimos la guata en el caso de que no tengamos cremallera. Uniremos el último extremo y tendremos cerrado el cojín. Intentaremos que las costuras siempre queden escondidas para que no se vean. Si no somos demasiado hábiles en esta tarea, pondremos una tira decorativa de tela para taparlas.

De esta manera tan sencilla tendremos listo un cojín lumbar que se convertirá en una herramienta básica de cualquier tarde de lectura o muchas horas en la misma silla o sillón.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .