Tras la sentencia del Supremo

Puigdemont sopesa entregarse para evitar agravar su condena a la vista de la sentencia del Supremo

Además, de estar en prisión preventiva en España, podría ser investido presidente de la Generalitat al no tener suspendidos sus derechos como cargo público.

Puigdemont sopesa entregarse para evitar agravar su condena a la vista de la sentencia del Supremo
El ex president Puigdemont ajustándose las gafas. (Foto. Flickr)

Conocida la sentencia contra los nueve líderes independentistas condenados por sedición y malversación de fondos públicos, el juez instructor de la causa, Pablo Llarena, ha reactivado la euro orden de detención contra el ex presidente Carles Puigdemont. Si entonces el líder de JXCat buscó de todas las formas evitar ser detenido y entregado a España, algo que consiguió parcialmente, fuentes cercanas a Puigdemont explican que, a la vista de la las condenas tan bajas, se estaría planteando facilitar su detención para evitar "la condena" de pasarse huyendo casi el triple del tiempo hasta que el delito prescriba.

De ser detenido y entregado a las autoridades españolas, Puigdemont pasaría a estar en prisión provisional. Al no ser acusado por rebelión, mantendría intactos sus derechos políticos, como el de ser investido presidente de la Generalitat si recibe el encargo del Parlament. En el auto de la euroorden dictado hoy por Llarena, además, se levanta la suspensión que mantenía el ex jefe del Ejecutivo catalán, según ha explicado a OKDIARIO el abogado Gonzalo Boyé.

Si finalmente Puigdemont opta por la vía de someterse a un juicio en el Tribunal Supremo, explican fuentes cercanas al líder separatista, "reduciría la condena del exilio". Y es que al fugarse de la justicia, Carles Puigdemont tendría que pasarse dos décadas sin poder pisar España. De lo contrario, dado que los delitos por los que se le reclaman suman penas de prisión inferiores a los veinte años, en unos cinco podría estar en la calle con permisos de semilibertad.

En las próximas horas Carles Puigdemont analizará con su equipo más cercano los siguiente pasos a dar una vez confirmada la nueva orden de detención y entrega. Este lunes jefe de gabinete, Josep Lluís Alay, se encontraba en Barcelona, junto a otros colaboradores del ex presidente, pero en las próximas horas se reunirán todos con Puigdemont para decidir cuales van a ser las decisiones a tomar.

Volver a cobrar

Al mantener otra vez intactos sus derechos políticos, Puigdemont podría volver a cobrar y a ejercer como diputado en el Parlament, algo que no podía hacer hasta ahora al ser suspendido por el juez instructor Pablo Llarena. El artículo 384bis del código penal, que en su momento permitió su suspensión temporal, ya no es aplicable al no estar acusado de rebelión.

Lo último en España

Últimas noticias