Congreso de los Diputados

PSOE y Podemos rechazan endurecer la ley contra la ausencia del castellano en señales de tráfico

Señalizaciones en catalán y sin el castellano en las Islas Baleares
Señalizaciones en catalán y sin el castellano en las Islas Baleares

Ambos partidos no quieren incomodar lo más mínimo a sus socios nacionalistas e independentistas

El Grupo Popular instaba al Ejecutivo socialista a "establecer medidas coercitivas"

Un juez anula una multa de tráfico de Colau porque la señal estaba sólo en catalán

PSOE y Podemos no quieren incomodar lo más mínimo a sus socios nacionalistas e independentistas. Tanto es así que ambas formaciones se han opuesto en el Congreso de los Diputados a endurecer la normativa actual para sancionar a aquellas administraciones públicas que se saltan la ley omitiendo la rotulación en castellano en las señales de tráfico.

En concreto, los partidos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han rechazado en la Cámara baja una proposición no de ley del Partido Popular relativa a la "utilización del castellano en la señalética viaria de todo el territorio nacional".

El texto de los populares emplazaba al Gobierno de la Nación a exigir a todas aquellas comunidades y entidades locales que no rotulen en castellano que, "en un plazo de seis meses, procedan a sustituir las indicaciones de todas las señales de tráfico de su territorio para adaptarlas a la legislación vial".

Junto ello, el Grupo Popular también instaba al Ejecutivo a "establecer medidas coercitivas para aquellas administraciones públicas que persistan en el incumplimiento de la normativa vial en lo referente a la no utilización del castellano en la señalética viaria".

Sin embargo, este texto fue enmendado por PSOE y Unidos Podemos en la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de la Cámara baja. Ambos grupos se limitaron a plantear que el Gobierno "siga velando por el cumplimiento de la normativa vigente", esto es, a mantener la misma actitud pasiva que hasta ahora frente a los nacionalistas y separatistas que se saltan la ley.

Reducir riesgos

Durante el debate parlamentario en la Comisión, la diputada del PP Ángeles Esteller subrayó que "el objetivo de una señal de tráfico es que sea comprensible por parte de todos para que se puedan tomar naturalmente las decisiones oportunas en cada momento y se intente paliar o reducir al máximo los riesgos que hay en la conducción".

En este contexto, Esteller afirmó que en Cataluña el 95 % de las señales de tráfico "sólo están en catalán". La diputada popular se remitió a un estudio de Convivencia Cívica Catalana según el cual sólo un 5 % de las 600 señales analizadas en esta comunidad están en los dos idiomas.

Por su parte, el diputado de Unidos Podemos Jorge Luis Bail calificó de "bastante falaces" los argumentos de la portavoz popular sobre el riesgo en la seguridad vial y añadió que la proposición "no tenía tanto que ver con que no se entiendan las señales de tráfico", sino que respondía a una "campaña contra la diversidad lingüística".

"Intromisión"

Desde el Grupo Socialista, el parlamentario Óscar Galeano criticó a los populares que "no persiguen el incumplimiento de la ley, sino sólo una parte del incumplimiento, seguramente el que más ruido genera y más desgasta a la acción del Gobierno". Galeano abogó por hacer cumplir la normativa vigente "a través del diálogo y de la colaboración" y "no desde la coacción ni de la intromisión de las competencias de otras administraciones".

Lo último en España