El PSOE ocultó al Registro de la Propiedad 18 sedes en Andalucía por valor de 2,4 millones

PSOE-Ferraz
Sede del PSOE en la calle Ferraz. (Foto: EFE)

El PSOE llegó a tener 18 sedes sin registrar o registradas de forma totalmente confusa en Andalucía. Su valor no era reducido ni mucho menos: los 18 inmuebles sumaban casi 2,4 millones de euros, en concreto “1.178.000 euros”, tal y como señala la documentación en poder de la Comisión de Investigación del Senado sobre financiación ilegal a la que ha tenido acceso OKDIARIO.

Y la mecánica para tener estas sedes a pleno uso y disfrute del Partido Socialista sin que nadie preguntase cómo se habían financiado se basaba en una sencilla práctica: o no se registraban o estaban a nombre de particulares en vez de estar a nombre del PSOE.

El gran “agujero negro”. Así califican los responsables del PP en la Comisión de Investigación del Senado al escondite de sedes practicado “en las cuentas del Partido Socialista”. En dicha comisión “se ha constatado la existencia de inmuebles de titularidad del PSOE sin registrar.

Por poner un ejemplo, “en el año 2013, al menos cinco inmuebles de titularidad del PSOE por un valor de 1.178.000 euros no están registrados a 31 de diciembre. Otros trece estaban pendientes de registrar por un valor catastral de 1.215.000 euros. En total suman casi 2,4 millones de euros en inmuebles que no se comunicaron -de ninguna manera o se ocultaron durante un determinado periodo- a los sistemas de control.

Sin tasación

Además, el Partido Socialista “-años 2010, 2011 y 2012- adquirió distintas sedes que no cuentan con ninguna tasación independiente, lo que supone incumplir la Ley, que exige un informe de tasación, y un mandato parlamentario, que es el de la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas, que exige que se acredite el valor de mercado de los inmuebles a la fecha de realizar las operaciones de adquisición”.

De hecho, el ex director gerente del PSOE nacional, Xoan Cornide, llegó a admitir en esa Comisión que “probablemente no” existe ningún documento de referencia que permita acreditar la equivalencia entre el valor de compra y el valor de mercado en la compra de inmuebles por parte del PSOE.

Los responsables de la Comisión han podido confirmar igualmente que esa misma situación “también afectaba a las obras, como se puede constatar en la que se realizó en la sede del PSOE en La Rioja, en la que el PSOE declaró gastar 580.000 euros, pese a que el certificado de liquidación final de la obra fue por 225.000 euros”.

Donantes anónimos

“Estos déficit detectados, las falta de inscripción, de informes de valoración y tasaciones, lleva a plantearse si no puede darse el caso de que alguna de estas sedes fuese comprada por donantes anónimos, como una fórmula de financiación irregular”, señalan los responsables del PP en la Comisión.
La sospecha no es un brindis al sol.

Y viene fundamentada por las declaraciones del propio ex director gerente del PSOE a nivel nacional, Xoan Cornide, que llegó a admitir en la Comisión la compra de sedes por parte de particulares y como esto llegó a motivar algún procedimiento judicial.

Es más, Cornide admitió “la complejidad de esta cuestión en su partido, por su tendencia a adquirir inmuebles y por el gran patrimonio que, al parecer, atesora, aunque, por el momento, nadie conoce: “El tema de las sedes siempre ha sido un tema complicado por la siguiente razón: en el partido, por tradición, la tendencia siempre es a comprar sedes; las sedes no se alquilan, se compran. Esta ha sido una política que, desde que ejerzo como gerente, desde el año 2004, a mí me vino muy bien porque daba una solvencia económica al partido, imagínense ustedes, espectacular. (…) cuando se dice que el partido más endeudado es el PSOE, nadie dice que también es el más soportado financieramente, es decir, tenemos deuda y soporte de bienes suficiente. En términos patrimoniales, no somos tan raros, somos más raros si sólo se ve el presupuesto del año.”

“A veces, ha habido sedes que han sido compradas por particulares”, admitió el responsable de finanzas socialista.

Pero quizás lo más chocante fue la explicación que Cornide dio a esta práctica: “Hay un sentimiento de pertenencia en nuestros afiliados que es muy intenso y, a veces, por razones simbólicas o emocionales se agarran a sus cosas. En el PSOE esto tampoco está mal visto, más allá de que el PSOE se empeñe en cumplir la ley, como es natural.”

Lo último en España