SÓLO SÍ ES SÍ

Podemos se rebela e insinúa que no acatará la reforma de la ley Montero que imponen Sánchez y Díaz

violencia institucional
Irene Montero, Ángela Rodríguez 'Pam' y Victoria Rosell.

Podemos ha encajado mal la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de llevar a revisión la Ley del Sólo sí es sí impulsada por la ministra de Igualdad, Irene Montero. Una revisión pactada con la vicepresidenta Segunda, Yolanda Díaz, que ha soliviantado a la formación morada. Acusan a Sánchez de dejarse presionar por «sectores conservadores» de la judicatura y los medios de comunicación y dejan entrever que no acatarán la orden.

La ley que excarcela violadores y rebaja las penas a los agresores sexuales se va a reformar tras meses negándose a hacerlo por parte de Podemos, autor de la norma. Sin embargo, lo hará sin la aprobación de los morados, que se han apresurado a mostrar su rechazo a tocar la Ley del Sólo sí es sí y a poner en duda que vayan a revisar la norma.

«Lo que estamos viendo es una ofensiva contra una ley que es un avance incuestionable, y lo que estamos viendo son presiones de sectores conservadores que quieren volver al modelo anterior, quieren echar para atrás el consentimiento. Nuestro socio del Gobierno está sufriendo presiones para ello, pero el feminismo es imparable», ha asegurado la asesora de Igualdad y segunda portavoz de Podemos, Isabel Serra.

El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, ha arremetido con dureza contra la decisión pactada de Sánchez con Díaz, asegurando que «con la ley anterior, si una mujer no había cerrado fuerte las piernas, a lo mejor es que le apetecía y no era violación. Si la drogaban con burundanga, no era violación». Ahora, dice Echenique, «sectores conservadores de la política, medios y judicatura presionan al PSOE para volver a ese modelo».

También se ha manifestado en contra de esta revisión la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y actual líder de Podemos, Ione belarra, asegurando que «las mujeres llevamos mucho tiempo peleando para que el código penal recoja que sólo sí es sí. Para que ninguna tenga que volver a demostrar ante la justicia patriarcal que se resistió. Se redobla la presión de la derecha judicial y mediática para volver al modelo anterior del PP.».

Revisión

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, han pactado una revisión de la Ley de Garantía Integral contra la Violencia Sexual. La llamada Ley del Sólo sí es sí impulsada por el Ministerio de Igualdad de Irene Montero que ya ha dejado a más de 277 agresores sexuales beneficiados de reducciones de penas o excarcelaciones. Montero, que pasó de denominar esas informaciones sobre beneficios como «propaganda machista» a acusar a los jueces de hacer mal su trabajo, deberá arreglar su ley. Pese a que la reforma ya no evitará que los delincuentes condenados puedan beneficiarse, debido a la irretroactividad de la norma, sí podría cerrar la puerta a futuras excarcelaciones.

Montero se ha negado durante meses a reconocer el error de su ley y, tras acusar a los jueces de aplicarla de forma incorrecta, la ministra de Igualdad deberá asumir que tiene que cambiarla. No lo hará de forma voluntaria, ya que tal y como ha podido confirmar de fuentes del Gobierno a OKDIARIO, la decisión de reformar la Ley del Sólo sí es sí la han tomado Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. Ambos han llegado a un pacto para parchear el reglamento actual y tratar de cerrar la puerta a futuras excarcelaciones y rebajas de penas mediante una meticulosa revisión del articulado.

Igualdad se había negado desde el primer momento a asumir los errores y poner la norma en revisión, alegando que no tenía más fallos que la mala interpretación que estaban haciendo de ella los titulares de los juzgados. El ataque a los jueces, sin embargo, escondía que el CGPJ advirtió de esta revisión de penas antes de que se aprobase la norma.

Lo último en España

Últimas noticias