OKDIARIO pasa un día en el transporte público

«No señora ministra, en el metro y el autobús no hablamos del CGPJ»

Metro CGPJ
La ministra de Justicia, Pilar Llop.

La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha asegurado que «a veces» utiliza el metro y el autobús y ha podido comprobar que la gente, durante estos trayectos, habla con preocupación sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). OKDIARIO ha querido comprobar de primera mano esa afirmación y ha pasado una mañana en el transporte público madrileño y no, ministra, la gente no habla de ello.

11.35 de la mañana del miércoles 14 de septiembre. Este periódico se sube a un tren de la línea 1 de metro en la estación de Pinar de Chamartín. A lo largo de diez paradas, hasta la de Iglesia, el tránsito de gente que sube y baja de los vagones es constante. Pese a no ser hora punta, prácticamente todos los asientos van ocupados y, en su mayoría, la gente va enfrascada en su móvil.

El traqueteo del tren es prácticamente lo único que rompe el silencio que reina entre los viajeros, que, con contadas excepciones, van sin compañía. Sin embargo, OKDIARIO se acerca a las pocas personas que sí van en pareja o grupo y se aprecia que están manteniendo una conversación.

«Disculpa, ¿de qué estabais hablando?», interroga este diario a dos chicas jóvenes que, entre risas, confiesan que estaban charlando sobre la discoteca a la que pensaban ir el próximo fin de semana.

«Estamos comentando los lugares que queremos visitar», afirman dos turistas que se dirigen hacia el centro de la ciudad en el metro. Una mujer que está leyendo un periódico asegura que ella «por supuesto» que habla de la renovación del órgano de gobierno de los jueces y que el otro día mismamente despachaba sobre el tema con una amiga en el metro, instante en el que le interrumpe otro pasajero: «¡Sabes perfectamente que nadie habla de eso en el metro!», le espeta.

12.03 horas. OKDIARIO recala en una parada de autobús de la calle General Martínez Campos, donde un matrimonio de avanzada edad confiesa que «nunca» ha escuchado hablar del CGPJ en el transporte público.

«Mira, la mayoría de la gente habla de la economía, que todo está muy caro y de los problemas que tenemos por todos los lados, y no continúo porque voy a decir cosas que no van a gustar a nuestros políticos», lanza una señora que espera a subirse al autobús 61 con destino Moncloa.

«¡Hablamos de fútbol!», exclama otro señor que, minutos después, toma el autocar. Una vez dentro, la gente se agolpa y una mujer se muestra tajante: «La gente no habla en el autobús porque van con el móvil o leyendo».

«Nadie habla de nada y mucho menos de eso», constata otra viajera, poniendo palabras a una realidad palpable en el transporte público madrileño: el silencio predomina.

Jóvenes y mayores concentrados en las pantallas de sus teléfonos, cascos para escuchar música en la práctica totalidad de orejas, miradas perdidas mientras la mente viaja lejos del cuerpo… esa es la imagen de la línea 2 de metro de Madrid desde Quevedo hasta la Puerta del Sol pasado el mediodía de un miércoles cualquiera. Ni rastro de ninguna conversación sobre el CGPJ.

13.15 horas, línea 150 de la EMT. Durante largos minutos no se escucha una palabra en el interior de este autobús. Desde la Plaza de Cibeles hasta su paso por la calle Padre Damián, los viajeros no abren la boca. No es hasta su paso por un puñado de colegios cuando varios jóvenes suben en grupo y la cosa se anima. Fiestas, problemas domésticos («mi madre me ha pedido sacar ahora al perro») y cuestiones escolares ocupan las conversaciones. Y no, ministra, nadie habla de la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Lo último en España

Últimas noticias