Crisis del coronavirus

Un estudio del Imperial College revela que el confinamiento ha evitado 450.000 muertes en España

Un estudio del Imperial College revela que el confinamiento ha evitado 450.000 muertes en España
Un trabajador sanitario prepara a una paciente para la extracción de sangre para realizar el test serológico. Foto: EP

El coronavirus ha acabado con la vida de más de 40.000 personas en España, pero los datos podrían haber sido mucho peores. Un estudio del Imperial College de Londres publicado en la revista ‘Nature’ ha desvelado que las medidas de confinamiento y el cierre de escuelas han evitado la muerte de unas 450.000 personas en España, un total de 3,1 millones en 11 países europeos.

Este equipo de investigadores utilizó los datos de muertes para inferir cambios en el curso de la epidemia de COVID-19 como resultado de intervenciones no farmacéuticas. El Imperial College analizó los datos de 11 países de Europa hasta el 4 de mayo: Reino Unido, España, Italia, Alemania, Bélgica, Noruega, Francia, Dinamarca, Suecia, Suiza y Austria.

El estudio ofrece datos reveladores. Estima que, hasta esa fecha, entre 12 y 15 millones de personas en esos países se han infectado por coronavirus, lo que supone entre el 3,2% y el 4% de la población, con grandes fluctuaciones de un país a otro. Bélgica se colocó a la cabeza, con un 8% de la población infectada, mientras que España se situó en segundo lugar, con un 5,5%, en línea de los hallazgos del estudio de seroprevalencia realizado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Los investigadores calculan que el número de reproducción, que mide el número de personas a las que contagia un positivo, ha disminuido a menos de uno como resultado de estas medidas, con una disminución media del 82%, aunque los valores varían de un país a otro. Los epidemiólogos establecen que el número de reproducción tiene que estar por debajo de uno para evitar la expansión de una epidemia.

«Nuestro modelo sugiere que las medidas puestas en práctica en estos países en marzo de 2020 tuvieron éxito en el control de la epidemia al reducir el número de reproducciones y disminuir significativamente el número de personas que habrían sido infectadas por el virus SARS-CoV-2», explica uno de los autores del estudio, el matemático Seth Flaxman.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) y el ISCIII, España ha registrado un exceso de mortalidad de unos 45.000 muertos durante 2020, coincidiendo con los picos de la pandemia. De acuerdo con los datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Sanidad, se han producido 27.136 fallecimientos con prueba positiva de COVID-19.

Actuaron tarde

Aunque los datos del Imperial Collage nos dicen que el confinamiento ha evitado una gran tragedia, lo cierto es que se podía haber hecho mucho más, como actuar antes. Otro estudio revela que haber aprobado el confinamiento un día antes del 8-M habría evitado el 62% de los contagios.

Si Pedro Sánchez hubiese decretado el confinamiento una semana antes los contagios por coronavirus se habrían reducido hasta en un 62%. Así lo asegura un estudio de Fedea, que apunta además que, con ello, «se hubiera evitado probablemente el colapso de muchos hospitales en nuestro país».

El trabajo, ‘How effective has been the Spanish lockdown to battle COVID-19? ‘de Luis Orea, de la Universidad de Oviedo, e Inmaculada Álvarez, de la Universidad Autónoma de Madrid, destaca que «el estado de alarma ha permitido romper el círculo vicioso de contagios entre provincias», siendo «las que están más cerca de los principales epicentros del Covid-19 en España las que más se han beneficiado de esta medida».

Según los autores, «la movilidad de la gente entre provincias ha jugado también un papel significativo en la propagación del virus en España», pero «dicha fuente de propagación, sin embargo, se reduce significativamente una vez que se decreta el estado de alarma. Por lo tanto, dicha medida no sólo ha permitido contener los contagios dentro de las provincias sino además los contagios procedentes de otras».

El informe señala que, si el estado de alarma y el confinamiento no se hubiesen decretado, el número de infecciones confirmadas habría pasado «de 126 a 617 mil casos a fecha de 4 de abril de 2020».

Por tanto, destacan, «con dicha medida se han evitado alrededor de 491.000 infecciones confirmadas, lo que representa una reducción media del 79.5% en el número de contagios potenciales».

No obstante, esos cálculos indican también que, si las medidas más drásticas se hubiesen tomado antes, los contagios se habrían reducido aún más. En ese caso, el número de casos confirmados, dice el estudio, hubiera pasado a 47.000. El 4 de abril, sin embargo, se notificaron 124.736 contagios. Es decir, se habrían evitado 77.736.

«Señalar finalmente que tal disminución hubiera evitado probablemente el colapso de muchos hospitales en nuestro país», se puede leer en el informe.

Sánchez anunció el estado de alarma el 13 de marzo. Sin embargo, no fue hasta un día después cuando se aprobó, tras pasar por el Consejo de Ministros extraordinario.

Lo último en España

Últimas noticias