ERC y PDeCAT dicen que el CNI montó la masacre del 17-A para frenar el proceso de independencia

mossos
Los heridos se agolpan en Las Ramblas de Bafcelona tras el terrible atropello masivo que acabo con la vida de, al menos, 13 personas. Foto: EFE
Comentar

El PDeCAT y ERC quieren utilizar el acto de homenaje a las víctimas del 17A, que se celebrará el próximo viernes en la plaza de Cataluña de Barcelona con la presencia del Rey Felipe VI, para mantener encendida la maquinaria del odio contra los españoles.

Líderes de ambos partidos han difundido durante las últimas horas mensajes en las redes sociales en los que acusan al Gobierno de Rajoy y al CNI de organizar los atentados yihadistas de Las Ramblas y Cambrils para frenar el proceso de independencia de Cataluña.

Utilizan para ello un dato que ya fue adelantado en exclusiva por OKDIARIO el pasado mes de noviembre, y que se ha visto confirmado ahora tras levantarse el secreto de sumario: que agentes del CNI visitaron al iman de Ripoll, Aldelbaki Es Satty, cuando cumplía condena en la cárcel de Castellón por un delito de tráfico de drogas.

Se trata de un procedimiento habitual, que los servicios de inteligencia aplican con los presos sospechosos de actividades yihadistas radicales, que no implica en ningún caso que el CNI estuviera tras el diseño y organización de los atentados del 17A.

La actual consellera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, ha difundido este viernes en su perfil de Twitter un mensaje en agitan esta tesis para provocar protestas contra la presencia del Rey Felipe VI en el homenaje  las víctimas: “Los cuerpos de seguridad del Estado tenían a sueldo al imán de Ripoll, visitaron cuatro veces al imán en la cárcel y avisaron a los yihadistas de que les investigaban. Que el jefe del Estado venga a Barcelona en el aniversario del atentado es un insulto a las víctimas y sus familiares”.

Laura Borrás
Tuit difundido por la consellera de Cultura de la Generalitat, Laura Borrás, en su cuenta de Twitter.

Del mismo modo, la ex presidenta del parlament Nuria de Gispert y el cantautor y ex diputado de Junts pel Sí Lluís Llach, han difundido un mensaje en similares términos: “Este 17 de agosto hará un año de los atentados de Barcelona y Cambrils. Ha habido tiempo para reflexionar. ¿Aún hay catalanes que crean que aquellos atentados, con su cerebro a sueldo del CNI español y 44 días antes del referéndum, fueron circunstanciales [casuales]?” Lluís Llach tiene clara la respuesta: “Yo no”.

El ex diputado de ERC y ex conseller de la Generalitat Josep Huguet va más lejos y afirma que los atentados del 17A fueron “el primer ensayo del Estado y las alcantarillas para poder sacar el ejército a la calle el 1-O. El segundo intento de provocación fue el 20S, con un montaje policial”.

En realidad, lo que ocurrió el 20 de septiembre es que la ANC y los partidos independentistas reunieron a 40.000 personas para intentar impedir que la comisión de la Guardia Civil que actuaba bajo las órdenes de un juez registrara la sede de la Conselleria de Economía, donde estaba el núcleo de la organización del referéndum ilegal del 1-O.

En otro mensaje, el dirigente de ERC también utiliza el aniversario de los atentados del 1-O para alimentar el odio contra España: “Hay otra cosa que no deberíamos olvidar. Barcelona y Cataluña siempre se han manifestado contra los atentados en el resto del Estado. En el caso del 17A ningún partido ni institución española va a mover un dedo en solidaridad. las campañas de demonización de los catalanes las hacían víctimas ajenas”.

Una acusación ridícula si se tiene en cuenta que los actos de condena al atentado yihadista del 17A y de solidaridad con las víctimas se multiplicaron en toda España Más aún, si se recuerda que otro dirigente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, viajó en secreto a Perpiñán cuando era presidente en funciones de la Generalitat para pedir a los dirigentes de la banda terrorista ETA que no cometieran atentados en Cataluña, pero podían seguir haciéndolo en el resto de España.

También el dirigente de las juventudes de ERC Joan Mangues utiliza los muertos del 17A para culpar al Gobierno español de la masacre y azuzar las protestas contra la presencia del Rey Felipe VI. Lo hace con mensajes como el siguiente: “Es decir, ¿me estás diciendo que Felipe VI, jefe del Estado cuyo servicio de inteligencia ignoró presuntamente todo aviso terrorista del Mossad y que tenía como confidentes a los terroristas, ahora vendrá al homenaje de las víctimas de los atentados del 17A? No eres bienvenido, vete”.

En realidad, los avisos del Mossad no existieron. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos sí remitieron al Gobierno español una alerta, sobre un posible atentado terrorista en Las Ramblas de Barcelona. El Ministerio de Interior comunicó esta alerta a la Comisaría de Información de los Mossos d’Esquadra, que negaron su existencia y luego intentaron destruirla en la incineradora de Sant Adriá de Besós horas antes de la aplicación del artículo 155.

Además de estos líderes políticos de ERC y el PDeCAT, otros independentistas han repetido hasta la saciedad en las redes la tesis de que el CNI y el Gobierno organizaron el atentado yihadista, para calentar el acto de homenaje previsto para el próximo viernes.

Con mensajes como el siguiente: “Creo que el CNI ayudó a planificar y perpetrar el atentado terrorista de Las Ramblas de Barcelona, con la finalidad de hacer sentir a la población de Cataluña vulnerable para luego desarticular la célula y que sintiesen que España les protegía, pero la cosa les salió fatal”.

Últimas noticias