Raúl Macià, 7 meses de cárcel por una denuncia falsa de los Mossos d'Esquadra

Los separatistas acosan en el colegio a la hija de 9 años del catalán que puso la bandera española

Comentar

El catalán que puso la bandera española en el Ayuntamiento de Balsareny (Barcelona), Raúl Macià, ha denunciado que los separatistas han acosado en la escuela a su hija de 9 años durante los siete meses que ha permanecido en prisión por una denuncia falsa de los Mossos d’Esquadra.

La niña se vio obligada a abandonar las clases durante una semana tras sufrir descalificaciones por parte de algunos padres y recibir en su teléfono móvil mensajes de whatsapp como el siguiente: “Hija de puta, tu padre está en la cárcel porque es un facha”.

Raúl Macià abandonó el centro penitenciario de Lledoners el pasado 11 de mayo, después de que el Juzgado de Instrucción número 7 de Manresa constatara que la denuncia de los Mossos que le condujo a prisión era completamente falsa: la Policía autonómica le acusaba de haber intentado sabotear un acto independentista de la ANC, un desfile de antorchas, cuando recorría las calles de Balsareny junto a otras parejas y sus hijos de corta edad el pasado 10 de septiembre.

En su declaración ante la juez, los Mossos reconocieron que pusieron en marcha el dispositivo policial contra Macià siguiendo instrucciones de la ANC y de tres concejales de ERC en el Ayuntamiento de Balsareny. Los ediles independentistas habían facilitado a los Mossos el nombre de Raúl Macià, que pocas semanas antes había alcanzado una gran notoriedad en las redes sociales tras poner la bandera española en su Ayuntamiento.

“Hija de puta, tu padre está en la cárcel”

La abogada de Macià, María Juher i Layret, está a la espera ahora de que la Audiencia Provincial de Barcelona resuelva el recurso de apelación en el que pide que vuelvan a quedar imputados los tres Mossos d’Esquadra, por un delito de falsa denuncia contra su representado. De este modo, exigirá que abonen los daños y perjuicios que han ocasionado a Raúl Macià al permanecer injustamente en prisión durante siete meses.

En declaraciones a OKDIARIO, Macià ha denunciado que durante su estancia en prisión su hija de 9 años ha sido señalada por los padres de otros alumnos y ha recibido mensajes con insultos en su teléfono móvil. Por este motivo, Raúl Macià estudia ahora emprender acciones judiciales contra los acosadores o contra el propio centro escolar.

“Mi hija ha sufrido ‘bullying’ en la escuela donde estudia, por parte de padres de otros alumnos y de los hijos de estos, que señalaron a mi hija con el dedo y la insultaron. Incluso le escribieron mensajes de whatsapp llamándola hija de puta y diciéndole: ‘Tu padre está en la cárcel y es un facha'”, relata Raúl Macià.

Este acoso a la pequeña se ha producido después de que varios periódicos independentistas financiados por la Generalitat pasaran varias semanas injuriando a su padre, al que calificaron de “fascista” y “neonazi”.

 

La televisión pública TV3 se ha sumado a este linchamiento al incluir a Macià en la edición del programa 30 minuts emitido el pasado 25 de mayo y titulado Arriba España, con el que el canal de la Generalitat intentaba identificar a los constitucionalistas con la extrema derecha.

El programa obviaba que Macià ha quedado absuelto de todos los cargos que le atribuían los Mossos, e incluía varias falsedades como que ha estado en prisión por una denuncia de violencia de género. Algo completamente falso.

Prepara una querella contra TV3 por injurias

La letrada de Macià ya ha remitido a TV3 un escrito de rectificación, para que sea leído en horario de máxima audiencia, como paso previo para interponer una querella contra el canal autonómico si no accede a esta petición. Del mismo modo, María Juher está preparando acciones judiciales contra varios diarios independentistas que injuriaron a su cliente durante su estancia en prisión.

En el vídeo que acompaña a esta noticia, Macià explica que tras salir de prisión su prioridad ha sido “recuperar el tiempo perdido con mi hija, con mi familia y mis animales. Estoy intentando rehacer mi vida y recuperar estos siete meses que me han arrebatado injusta e ilegalmente“.

“He estado más de siete meses privado de libertad por una denuncia falsa, en la que he sido absuelto”, señala Raúl Macià, “no me conformo con el hecho de que me saquen de prisión después de 228 días porque sea inocente y aquí no ha pasado nada. Los que me denunciaron falsamente deben pagar por ello. Si hace falta, recurriremos al Tribunal Supremo“.

Macià denuncia el “lichamiento” que ha sufrido por parte de los medios independentistas: “Me han llamado nazi y fascista, cuando soy simplemente un constitucionalista que defiende su patria de todas esas ratas peludas que tienen a la región catalana secuestrada y sometida a su caciquismo y su tiranía“.

Últimas noticias