Cataluña

El violento manifestante que perdió un ojo el 1-O había lanzado una valla a los policías segundos antes

0 Comentar

Se llama Roger Español, y es el independentista que resultó herido en un ojo el 1-O tras el impacto de una pelota de goma disparada por la Policía Nacional durante la carga policial en la escuela Ramón Llull de Barcelona. Español, de 38 años, y que asegura que en todo momento actuó “de forma pacífica”, participó activamente en las algaradas separatistas, y como se puede comprobar en el vídeo que les ofrece OKDIARIO, acosó y agredió en primera línea a los agentes antidisturbios, llegando a empujar a uno de ellos y luego a arrojar una valla al grupo de policías que trataba de abrirse paso.

El manifestante no ha perdido el ojo, pero sí la visión, según afirma el Centro Iridia, dedicado a la defensa de los derechos humanos y con el que el Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau ha impulsado un grupo de asesoramiento legal para los heridos en Barcelona el 1 de octubre. Aseguran haber recibido entre 10 y 15 peticiones.

De momento, y pese a las imágenes que desmontan su versión,  y demuestran que agredió a los policías, el independentista Español ha presentado una querella contra tres antidisturbios de la Unidad de Intervención policial (UIP)  por un delito de lesiones ante el juzgado de instrucción 7 de Barcelona.

El vídeo demuestra que atacó a la Policía

Pero en el vídeo se demuestra cómo se desarrolló en realidad el denunciante contra las Fuerzas de Seguridad del Estado. Imágenes que desmontan su versión de ‘actuación pacífica’. La Policía Nacional acude para abrir paso a los agentes de paisano que han requisado las urnas en la escuela Ramón Llull de Barcelona.

Un centenar de concentrados, de forma cada vez más violenta, no sólo les cierra el paso cortando la calle, sino que se les echa encima. En la cabecera y a un lado de la calzada, Roger Español increpa a los UIP . Estos comienzan a retroceder mientras protegen la retirada de los furgones policiales.

Varios radicales arrojan vallas contra la Policía, y el acoso aumenta de intensidad. Entre los que insultan y vociferan a los agentes está Roger Español. Se le puede ver perfectamente a partir del minuto 1’52” de vídeo cómo coge una de las vallas. No sólo participa activamente en el acoso sino que llega a propinar un empujón al policía que cierra el dispositivo para despejar la calle. Finalmente, le lanza una de esas vallas dispuestas en la vía.

Dice que “era una protesta pacífica”

La Unidad de Intervención Policial de defiende y carga contra los manifestantes, usando sus defensas.  En un vídeo que los independentistas han hecho circular en las redes, y en el que pide colaboración para identificar al agente que le disparó, este radical asegura que “Entre todos lo que hicimos fue evitarlo de la forma más tranquila que podíamos”. Español  incluso dice cómo: “Con las manos arriba, somos gente pacífica y toda esta forma fue de protesta pacífica”, añade.

Querella apoyada por Ada Colau

Instantes después se producen disparos de salvas y de pelotas de goma entre las calles Gran Vía y Diputación. Es entonces cuando Roger Español recibe el impacto de un pelotazo en un ojo. La versión del herido sostiene que “se dirigía a su casa, que está en la esquina ” y  que “no estaba haciendo nada, sólo esperaba a que la policía se acabara de retirar cuando sentí el disparo y el impacto en el ojo”. El vídeo demuestra la falsedad de su relato, puesto que acababa de agredir a la Policía.

El independentista Español no dice ni una palabra sobre los minutos anteriores, aunque sus abogados reconocen los hechos: “Sí, es Roger el de ese vídeo y la persona que se ve frente a los policías”, admite el letrado Andrés García. Sin embargo, discute que la agresión anterior al pelotazo pueda influir: “se trata de una situación previa y un momento distinto del que se recoge en la querella, por lo que no cambia nada y no debe afectar al procedimiento judicial sobre el hecho que denunciamos”, afirma el abogado.

Esta querella tendrá una acusación particular y otra popular. A ésta última se ha sumado el Ayuntamiento de Barcelona. La alcaldesa Ada Colau lo ha argumentado así en  Twitter: “No queremos que nunca más ningún vecino o vecina pueda perder la visión de un ojo por impacto de bala de goma ni en Barcelona, ni en ningún otro lugar”, ha dicho, junto al hashtag #stopbalesdegoma.

Colau ha sido denunciada por el Ministerio del Interior ante la Fiscalía y por un abogado de Madrid por denuncia falsa y calumnias. La alcaldesa acusó a efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil de cometer agresiones sexuales durante el 1-O.

Últimas noticias