Presidió la ANC desde 2012 hasta 2015

El papel de Forcadell como presidenta de la ANC será decisivo para la petición de su ingreso en prisión

Carme Forcadell
Carme Forcadell. (Foto: EFE)

El papel de la cesada presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, como impulsora de la Asamblea Nacional Catalana, ANC, será un hecho muy relevante para fundamentar la petición de ingreso en prisión. Forcadell fue presidenta de la ANC desde el año 2012 hasta el 2015, cuando fue elegida presidenta del Parlamento catalán.

La propia Forcadell junto a los otros 5 miembros de la Mesa, Lluís Maria Corominas (exvicepresidente primero de la Mesa) Anna Simó (exsecretaria primera de la Mesa), Lluís Guinó (exvicepresidente primero de la Mesa) y Ramona Barrufet (exsecretaria cuarta de la Mesa) y Joan Josep Nuet (exsecretario tercero de la Mesa) están citados este jueves a las 9:30 por el Tribunal Supremo como investigados por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación.

Forcadell fue una de las máximas impulsoras de la ANC antes de presidir la Cámara catalana y este hecho no será baladí a la hora de tomar una decisión sobre su futuro procesal. Su papel al frente de la entidad independentista durante esos años fue clave para movilizar a los soberanistas. De hecho, su predecesor al frente de la entidad secesionista, Jordi Sànchez, permanece encarcelado junto al presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart.

Ambos están investigados por un presunto delito de sedición durante los disturbios registrados en Cataluña los pasados 20 y 21 de septiembre. En esa fecha, se ejecutaba la denominada ‘Operación Anubis’ contra altos cargos de la Generalitat de Cataluña, relacionados con la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre. 

La titular del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, decretaba el ingreso en prisión incondicional de ‘los Jordis’ el pasado 16 de octubre, tras tomarles declaración junto al exmayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, y la intendente del Cuerpo, Teresa Laplana.

En uno de sus autos emitidos tras su encarcelamiento, la magistrada Lamela destacaba el papel de las organizaciones independentistas ANC y Ómnium: “La finalidad última de las movilizaciones era la de conseguir la celebración del referéndum para conseguir la proclamación de una república catalana independiente de España, siendo conscientes los intervinientes de que desarrollan una actuación al margen de las vías legales impidiendo la aplicación del ordenamiento jurídico en su conjunto, y, en particular, de la norma fundamental de todos los españoles, la Constitución”.

“Los hechos acaecidos no suponen un hecho aislado”, añadía Lamela, “sino que se enmarcan dentro de una estrategia compleja con la que desde hace tiempo vienen colaborando los investigados Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, en ejecución de la hoja de ruta diseñada para llegar a obtener la independencia de Cataluña y donde ambos forman parte de un comité estratégico con unas funciones concretas a ejecutar“.

jordis
Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, máximos dirigentes de la ANC y Òmnium, respectivamente. (Foto: EFE)

“En la estrategia diseñada, su actividad, tras la aprobación de las leyes de desconexión y de la Ley de convocatoria del referéndum, resultaba esencial para dirigir todas las sinergias independentistas en una misma dirección que culminase con la movilización de la totalidad de la sociedad catalana que comulgaba con la tesis soberanista y que esta movilización fuera de tal envergadura que pudiese arrastrar a la masa de indecisos hacia sus intereses independentistas. Esta función estaría dirigida, entre otros, por las entidades soberanistas ANC presidida por Jordi Sánchez y Ómnium Cultural presidida por Jordi Cuixart” concluía la magistrada.

Las afirmaciones vertidas por la juez Lamela demuestran la relevancia del papel desempeñado por la ANC en la causa investigada y dicha constatación no se puede desligar de la presidencia que ejerció Forcadell entre 2012 y 2015.

El futuro procesal de la Mesa

Tal y como avanzaba OKDIARIO, la idea de la que parte el Tribunal Supremo no pasa por aplicar el mismo trato a todos los miembros depuestos de la Mesa del Parlamento autonómico. Mientras Forcadell previsiblemente ingrese en prisión incondicional, el resto de miembros de la Mesa podrían acceder a una fianza para eludir esa medida cautelar o directamente no quedar bajo esta medida, según los planes iniciales del TS.

La excepción, la protagonizaría Joan Josep Nuet, el exsecretario tercero de la Mesa, que podría recibir medidas cautelares más suaves si demuestra este jueves, tal y como asegura, que no respaldó la Declaración Unilateral de Independencia, DUI, del pasado 27 de octubre.

Joan Josep Nuet
Joan Josep Nuet (SiQueEsPot), ante el TSJC por permitir el debate sobre el referéndum ilegal en el Parlament. (EFE)
Comentar

Últimas noticias