Cuatro Reyes para entregar los Premios Nacionales del Deporte

Cuatro Reyes para entregar los Premios Nacionales del Deporte
Comentar

Nada más empezar el año, los Reyes actuales don Felipe y doña Letizia, así como los anteriores, don Juan Carlos y doña Sofía, han acudido juntos al Palacio del Pardo para entregar los Premios Nacionales del Deporte 2017. En total fueron trece los galardones que se entregaron a personas o entidades que habían destacado en el ámbito deportivo, pero con una especial particularidad: las cinco primeras distinciones llevan los nombres de los cinco miembros que conforman hoy en día la Familia Real. Y esa es la razón principal que explica la presencia de los eméritos porque sus nombres son titulares de dos de los reconocimientos que se han entregado.

De esta manera, correspondió a Felipe VI proporcionar en mano el galardón al deportista varón que más se distinguió en su actuación deportiva a lo largo del año, tanto en competiciones nacionales como internacionales. A doña Letizia, por su parte, le tocó entregar el mismo premio, pero en este caso en la categoría de la mujer deportista que obtuvo los mismos méritos a lo largo de 2017. En el caso de don Juan Carlos, el monarca fue el encargado de la entrega del premio al deportista que por los resultados obtenidos durante ese año se convirtió en la revelación más significativa del panorama deportivo. Y, finalmente, la reina Sofía fue la responsable de entregar el galardón a la persona que más destacó en 2017 por un gesto relevante de nobleza y juego limpio en la práctica deportiva o que contribuyó de manera especial a erradicar la violencia en el deporte.

Las únicas ausentes del acto de estos Premios Nacionales del Deporte fueron la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, cuyos nombres también están asociados a los galardones a deportistas destacados menores de 18 años en el caso de Leonor y al premio a la difusión y mejora de la actividad deportiva entre los discapacitados, en el caso de Sofía. La razón de que las hijas de los Reyes no estuvieran en el Palacio del Pardo para entregar en mano los premios es que el Palacio de la Zarzuela pone por delante su obligación de asistir a clase y no perder ni un solo día lectivo en sus estudios.

Lo que sí parece haber desaparecido de la agenda del anterior Rey es su tarea de asistir a las tomas de posesión de los presidentes iberoamericanos a las cuales el actual jefe del Estado no pudiera asistir por tener que ocuparse de sus obligaciones oficiales dentro del territorio nacional. Ha sorprendido en medios políticos que ningún miembro de la Familia Real asistiera a la toma de posesión del nuevo presidente de Brasil, país con el que España tiene fuertes vínculos empresariales y financieros. Al final, don Felipe no viajó al país brasileño al estar con su familia de vacaciones en un paradero que no ha trascendido a la opinión pública y Zarzuela prefirió no sustituir su ausencia con el anterior monarca español. Tampoco irá ninguno de los dos Reyes a la toma de posesión en Caracas de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, aunque en este caso la decisión es del Gobierno y tiene un marcado acento político por los desencuentros frecuentes entre las administraciones de ambos países.

Últimas noticias