Catalanes constitucionalistas limpian el portal del juez Llarena atacado por los separatistas

Vídeo: Marco Chiazza / 13TV
Comentar

“Con caretas de un pintor español y catalán limpiamos lo que la administración todavía no ha hecho”, reivindican

Ataviados con máscaras de Dalí, un grupo de jóvenes ha acudido hasta la casa del juez Pablo Llarena en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) a limpiar la pintura amarilla que en la jornada de ayer echaron por todo el portal los miembros del colectivo radical independetista Arran en protesta por los políticos separatistas presos.

Enmascarados y con monos de trabajo, los jóvenes han acudido hasta el domicilio del magistrado Llarena con espátulas y aguarrás en señal reivindicativa. Denuncian “la falta de respeto” de los separatistas  pero también la pasividad de la administración ante estas actuaciones. “Con caretas de un pintor español y catalán limpiamos lo que la administración todavía no ha hecho”, indican.

En la grabación, los jóvenes manifiestan ante la cámara: “Esto no puede ser. Soy catalán y esto no puede ser. Cuesta menos una botella de aguarrás que esta pintura. Es indignante”.

Reacciones políticas

Desde Ciudadanos condenaron ayer el “señalamiento y acoso” contra el juez y pidieron al presidente del Gobierno Pedro Sánchez que actúase para poner fin a esta situación. Como respuesta, el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska ha pedido este jueves “no crear alarmismo” ya que se trata de sucesos “puntuales”.

Por su parte, Pablo Casado, aseguró que el ataque a la vivienda de Llarena debe tener “consecuencias jurídicas y políticas”pero fue Ciudadanos quien fue más concreto. Anunciaron la intención presentar una denuncia ante la Fiscalía contra la organización juvenil de la CUP Arran por delitos de odio.

 

 

Últimas noticias