El PP ya no da por seguro que Cifuentes sea candidata en 2019

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes. (Imagen: EFE).
Comentar

“Preocupante” es la opinión en la que coinciden todos los dirigentes del PP al ser preguntados por el ‘caso’ de Cristina Cifuentes. Pocos son los que afirman estar “cien por cien” convencidos con las explicaciones de la presidenta. Muchos los que no ponen la mano en el fuego porque sea candidata en 2019. En el estadio actual de la crisis, la ‘solución murciana’ no se descarta en absoluto.

Esa opción pasaría porque Mariano Rajoy sacrificase finalmente a la presidenta madrileña, a la vista de que la polémica, aventuran, se complicará todavía más. Su sustituto, según las fuentes consultadas, podría ser un relevo con caducidad-hasta las nuevas elecciones-o, más improbable, a largo plazo, como futuro candidato.

Cifuentes es sin duda la protagonista de la Convención Nacional que los ‘populares’ celebran este fin de semana en Sevilla. El “cierre de filas” espoleado por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, no ha quitado un ápice de inquietud. Sobre todo, por las inevitables consecuencias que el caso, ya judicializado, puede tener para la política nacional y para el propio gobierno de Mariano Rajoy, ya en una situación muy delicada por la crisis con Cataluña.

La presidenta madrileña convocó a los periodistas este viernes, antes de la inauguración del cónclave,  para dar su versión de los últimos acontecimientos: las declaraciones del rector de la Universidad Rey Juan Carlos en las que aseguró que “no consta el acta” de que Cifuentes defendiese su trabajo final. La dirigente ‘popular’- que descarta dimitir- defendió que se trata de una “cuestión administrativa” que corresponde resolver “exclusivamente” a la Universidad y, en consecuencia, por la que no tiene que asumir responsabilidades.

Pero en el PP se considera que el caso no está ni mucho menos amortizado. Todo lo contrario. Esperan con inquietud cada una de las novedades, que en los últimos días se han sucedido a toda marcha. También miran con preocupación la comisión de investigación, que el jueves impulsó Ciudadanos y que pronto quedará constituida. La moción de censura de los socialistas, eso sí, les parece más lejana, sobre todo, porque consideran improbable que Rivera acceda a “hacerse la foto” con Podemos.

En cualquier caso, la pauta es la prudencia. El devenir de los acontecimientos vendrá marcado por el proceso judicial, que se abrió este jueves después de que la Universidad diese traslado del caso a la Fiscalía al detectar indicios de delito.

El presidente del Gobierno evitó este viernes las declaraciones sobre la presidenta madrileña. Aunque sí mostró su respaldo en gestos: un abrazo caluroso a su llegada a la apertura del cónclave sevillano. Después, y en el escenario, Cospedal instó a “defender a los nuestros” de frente a las “malas artes”.

El coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, consideró también desde Sevilla que Cifuentes ya “dio sus explicaciones en el Parlamento de manera extensa y pormenorizada”. Maíllo reclamó “transparencia y claridad” a la universidad” y consideró que el partido tenía que ser “profundamente respetuoso con ese ámbito judicial, que es el que tiene que decidir lo que ha sucedido”.

Últimas noticias