Empleo

Trabajo alega falta de personal como motivo para no haber pedido a Santander su compensación por los ERE

El SEPE ya trabaja para calcular cuánto dinero no ha sido reclamado al Banco Santander. Con un 30% más de salidas, Telefónica ha tenido que aportar 276 millones de euros.

Banco Santander
Ciudad Financiera del Santander, sede del banco en Boadilla del Monte (Madrid).

El Ministerio de Trabajo alega falta de personal como motivo por el cual no solicitó a Banco Santander la compensación que marca la ley 27/2011 para empresas con beneficios que realizan ERE. Según reconoció el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en una carta firmada por su director general Gerardo Gutiérrez Ardoy, el banco no realizó "ninguna aportación económica" como consecuencia de la disposición decimosexta de esa ley.

En el Ministerio no se tenía muy claro la pasada semana, al menos de puertas hacia afuera, qué había pasado para que una de las principales empresas del país no fuera instada a hacer sus aportaciones económicas para compensar salidas de mayores de 50 años. Pero de forma extraoficial se apuntaba a la falta de personal como el motivo por el que se podía haber pasado reclamar una cantidad que no sería menor a 50 millones de euros pero que en caso de tener un coste similar al que ha tenido Telefónica (41.000 euros por empleado) rondaría los 164 millones de euros, dado que las salidas se aproximan a las 4.000 y aun serían más contando los ERE de Banco Popular.

SEPE prepara la petición

Respecto a los sucesivos ERE desde el 2016 -el de 2013 ya no puede reclamarse-, el SEPE está revisando "exhaustivamente los expedientes a los efectos de considerar si reúne o no las condiciones para efectuar dicha reclamación". Han pasado tres años desde el ERE del 16, pero es ahora, una vez que CGT levantó la liebre sobre los pagos, cuando el SEPE se pone en marcha para exigirle al banco sus aportaciones, que deberán ampliarse dado que ha habido otro ERE en 2017 y un tercero en 2019, el más numeroso con 2.023 salidas. También está pendiente de saberse si se podrán reclamar los ERE de Banco Popular en este periodo, por estar ya integrado en Santander.

"Es un proceso muy complejo que ha necesitado la intervención, además del SEPE, de la Dirección general de Trabajo y de la Inspección, y de hecho siguen revisando los expedientes. La complejidad de esta disposición está en que, en la mayoría de los casos impide reclamar a las empresas de forma inmediata puesto que se deben tener en cuenta los despidos por otras causas anteriores y posteriores a los ERE, a los efectos de conocer si la empresa está dentro del supuesto que contempla la norma, como ocurre, y ya se ha explicado, en este caso del Santander", dice Trabajo a preguntas de este periódico.

Por otro lado, para hacer la liquidación hay que calcular la nómina de prestaciones por desempleo percibida por cada trabajador, lo que obliga a hacer revisiones exhaustivas de las bases de datos y a ir caso a caso para determinar correctamente las cantidades y evitar posteriores reclamaciones por parte de la empresa, indica Trabajo.

Por su parte, en Santander se quitan la responsabilidad y aseguran que la situación (tres años de retraso en la petición de una compensación económica y un Ministerio que reconoce que ‘se le pasó’ exigirlo por falta de personal) es "normal": "Hasta la fecha no hemos recibido del SEPE las liquidaciones que el banco debe de abonar por los ERE de 2016, 2017 y 2019, pero esto es normal y pasa en todos los ERE cualquiera que sea la empresa afectada, porque los trámites de la administración van despacio. Pero seguro que nos llegan esas liquidaciones y será en ese momento cuando hagamos el ingreso de las aportaciones", puntualizó el banco este mismo lunes.

Lo último en Economía

Últimas noticias