Mercados

Mr. Market: ¡sometiendo a la FED!

Reserva Federal
Reserva Federal (FED).

"La clave para ganar dinero con las acciones es no tenerles miedo", Peter Lynch

Semana clave para nuestros mercados financieros, en la que los principales bancos centrales han dado su brazo a torcer ante el chantaje palpable de Mr.Market. El mensaje de los bancos centrales es coral y su sentencia clara; ¡la amenaza sobre la "normalización monetaria" ha terminado!

Tras el duro golpe sufrido por los bajistas en los principales mercados de activos durante el cuarto trimestre de 2018, el sentimiento negativo azotaba las bolsas de manera contundente. Los indicadores de sentimiento de mercado así lo reflejaban, como por ejemplo el ratio put/call.

En un punto extremo de pesimismo el mercado rebotó bajo el amparo de una Reserva Federal que dejó entrever que moderaría la normalización o que, cuanto menos, desaceleraría el dichoso y necesario ‘tapering’. La respuesta del mercado fue explosiva y concluyente: las bolsas americanas han vuelto a los máximos demostrando que más allá de los fundamentales de las compañías existe un mercado. Y la ley que impera en todo mercado no es otra que la ¡Ley de la oferta y la demanda!

Luego hablemos de precio, valor y su convergencia. Pero tratar de entender los mercados sin realizar un exhaustivo ejercicio de conocimiento de la Ley de la oferta y la demanda, es un menosprecio que nos lleva siempre al fracaso. O te subes al tren del momento a corto plazo, con los riesgos que de ello se deriven, o fraguas una oportunidad histórica a largo plazo sobre las acciones de valor.

Cualquier otra decisión es un error. Y como este mercado no deja títere con cabeza, aquí vamos fraguando datos históricos. Por primera vez en la historia de la bolsa moderna el mercado reacciona de un extremo pesimista en el ratio put/call, en forma de V y sin recaída. Este hito tiene cierta lógica de continuidad al problema de la inflación monetaria: y es que inflar los mercados con 10 trillones de USD y causar inflación cero es muy significativo…

Algunos dirán que Powell no hace más que apoyar crecimiento y controlar inflación, pero al fin y al cabo no veo cambios en los datos de inflación para justificar sus decisiones pasadas de endurecimiento. Yo vengo manteniendo que Mr. Powell ha terminado sucumbiendo al chantaje de los mercados.

La FED sabe perfectamente que ha recuperado la economía por el consumo y lo ha hecho manipulando al consumidor mediante el efecto riqueza. Y es precisamente la ironía del destino la que fragua la conducta de la FED. Ahora sometida al chantaje de un mercado dopado, se ha convertido en un terrible enemigo. Aniquilar el catalizador que ha permitido recuperar la economía sin margen de reacción es un problemón de difícil digestión. La ilusión que les provoca ver engordada la cuenta bancaria se solapa con el consumo. ¿Qué hacemos si las bolsas sufren un revés del -50%? Es difícil que la FED remate la faena sin que veamos inflación de manera decidida, pero si con 10 trillones de USD seguimos rozando la deflación, es que el QE ha sido eficaz ¡pero no efectivo!

La decisión de la FED por lo tanto, viendo el nulo efecto sobre la inflación y los últimos datos que advierten sobre una posible desaceleración, ha permitido a Powell lanzar un nuevo mensaje a los mercados: ¡la barra libre de liquidez abre en breve! El mercado nuevamente se escarpa hacia los máximos, acelerando la tendencia y dando por completado el proceso correctivo (que no recaída) de las bolsas americanas. El sector consumo de servicios lidera las alzas, siendo el primero que se apunta nuevamente a la subida libre.

Oro

Sin embargo, si los sectores de consumo desafían claramente a los bajistas, un soplo de aire fresco aparece en los principales mercados de activos: ¡el oro! El oro finalmente ha roto el rango lateral tras más de un lustro de angustia.

Estos procesos de ruptura suelen ser contundentes y el proceso de aceleración del oro podría no tardar en aparecer, junto al de una plata que cotiza en mínimos históricos frente al oro como ya analicé la semana pasada en ésta mi tribuna de opinión semanal.

Otros datos que se apuntan al carro de las efemérides: recuperación en V desde un extremo en el ratio put/call, diferencial histórico en el spread oro y plata, diferencial histórico entre acciones americanas y europeas y diferencial histórico entre empresas ‘growth’ y ‘value’.

No me cabe duda de que todos estos datos son significativos y me dejan algunas preguntas en el tintero que con el tiempo espero poder resolver. ¿Qué nos está diciendo esta reacción alcista del oro? ¿Veremos tipos negativos en Europa? ¿Podrá la FED cohabitar con el tapering? ¿Queda mucho margen alcista para los mercados americanos, o seguiremos en proceso de distribución?

No les puedo negar que en octubre del año pasado cuando les advertía de que un nuevo mercado bajista acechaba Wall Street, mis pensamientos iban más allá de ese severo ajuste correctivo del -20% que sin duda aprovechamos operativamente. Pero el mercado una vez más demuestra que esto no va de predicciones y que toda cautela es poca. Y claro, sobre lo demás siempre tenemos las ideas claras y en Blackbird nuestra idea es la de analizar siempre al rebaño, conocerlo y entenderlo para ir en su contra.

Así que, como se podrán imaginar, nos encontraremos operando en el mercado de acciones europeas de valor y cíclicas, y en un mercado de oro y plata que no goza de su mejor momento, claro está. Pero como nos enseñó Peter Lynch, la clave para ganar dinero con las acciones es no tenerles miedo y, por supuesto, la mejor manera de no temer a una acción es terminar con la incertidumbre que provoca la desinformación.

Gisela Turazzini, CEO, Blackbird Broker

Temas

Lo último en Economía