Guindos se estrena en el Consejo del BCE que planteará la retirada de estímulos

Guindos
Mario Draghi y Luis de Guindos (Foto: GETTY).
Comentar

El Banco Central Europeo (BCE) se reúne este jueves en Riga para tomar decisiones sobre el rumbo de la política monetaria en el que será el estreno de Luis de Guindos como vicepresidente de la institución. Dados los datos macroeconómicos de la eurozona, no se espera una subida de tipos hasta 2019, pero sí puede anunciar la retirada del programa de expansión cuantitativa (QE).

El organismo que preside Mario Draghi lleva un ritmo muy distinto al de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés), que este miércoles decidió subir nuevamente los tipos de interés hasta el rango 1,75-2%, desde la horquilla 1,5-1,75%.

La retirada de los estímulos monetarios en el Viejo Continente aún se antoja lejana. Y es que aunque los datos de inflación de mayo están cerca del objetivo (1,9%), la inflación subyacente —que no tiene en cuenta carburantes ni alimentos— se mantiene aún baja, en el 1,1%.

“Se podría decir que la reunión de junio ya ha empezado después de las declaraciones de la semana pasada de Peter Praet, el economista jefe del BCE, quien mostró confianza en la recuperación europea y aseguró que está justificada una retirada parcial de los estímulos”, apunta Andrea Iannelli, director de inversiones de Renta Fija de Fidelity.

“Los inversores podrían tener más datos esta semana, o tal vez tengan que esperar hasta julio o más adelante, pero en cualquier caso la opinión general es que el programa cuantitativo terminará este año. Por lo tanto, los mercados deberían centrarse en los tipos y las previsiones del BCE”, señala Iannelli.

Desde Allianz Global Investors, sin embargo, consideran que el BCE podría ir con pies de plomo este jueves: “Dado el creciente número de riesgos a los que se enfrenta la UE, incluidos la ralentización del crecimiento, el aumento del proteccionismo estadounidense y la agitación en Italia, esperamos cautela por parte del BCE. No solo es poco probable que el banco central detalle la estrategia de salida para su política monetaria extremadamente acomodaticia, sino que el QE puede incluso extenderse”.

De hecho, Allianz se atreve a pronosticar que el QE llegará hasta finales de año: “Nuestro escenario central exige que el programa de flexibilización cuantitativa del BCE se extienda, y que la reducción continúe hasta diciembre de 2018. También esperamos un alza inicial en el tipo de depósito durante la segunda mitad de 2019″.

De la misma opinión es Joaquín Robles, analista de XTB: “Lo más probable es que el organismo europeo espere a la reunión de julio, o incluso a la de septiembre para anunciar su decisión sobre si modificará el actual programa de compras mensuales de 30.000 millones de euros mensuales. Nosotros esperamos que prolongue el programa de compras hasta final de año con la posibilidad de que reduzca el ritmo de compras mensuales”.

Últimas noticias