Empresas

El timo del Banco Sabadell a sus hipotecados: cambiar la cláusula suelo por un interés fijo

Banco Sabadell
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliú. (Foto: EFE)
0 Comentar

Banco Sabadell es ya prácticamente la única entidad que sigue defendiendo la legalidad de las cláusulas suelo hipotecarias y que se resiste a cumplir las sentencias de los tribunales. La última estrategia de la entidad que preside Josep Oliú ante la avalancha de clientes que exigen la retirada de estas cláusulas en sus hipotecas es cambiarles el tipo variable por uno fijo, para que sigan pagando de más. Todo ello sin abonar una indemnización por las cantidades indebidamente cobradas hasta la fecha y obligando a los clientes a renunciar a reclamaciones por la vía judicial.

Así lo han denunciado varios afectados a OKDIARIO, que ha podido comprobar la veracidad de los hechos en la denuncias llegadas a la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae). El mecanismo es el siguiente: una vez que el cliente afectado se dirige a su oficina para exigir la retirada de la cláusula, el banco recomienda cambiar el tipo de interés al que se referencia la hipoteca (el Euribor) por un tipo fijo, argumentando que ello beneficia al afectado, porque se cubre ante subidas del precio del dinero a corto plazo.

“El Sabadell atemoriza a los afectados con una seguras e inminentes subidas del Euribor a pesar de que el presidente de la entidad asegura públicamente que no espera un cambio de tendencia en los tipos de interés en el corto plazo, vendiéndoles que se trata de un favor cuando se trata de un timo y un abuso a todas luces”, explican desde Adicae.

Pongamos un caso concreto llegado a las oficinas de esta organización de consumidores. Un cliente del Sabadell que contrató la hipoteca al 0,75% de diferencial más Euribor que hoy revise su hipoteca debería abonar un 0,737% (Euribor al -0,012). “Pero al tener cláusula suelo, fijada al 2,5%, está pagando un 1,76% más de lo que le corresponde y ahora el Sabadell le propone cambiar el actual y fraudulento 2,5% a interés variable por un 2,15% a tipo fijo, donde el suelo desaparece a cambio de seguir pagando un 1,41% más de lo que firmó”, indica Adicae.

No es la única estratagema que están realizando los empleados del Banco Sabadell a las ordenes de Oliú. La otra vía de intentar eludir su responsabilidad con sus clientes es retirarles la citada cláusula a cambio de firmar un pacto de silencio que obliga al cliente a no decirle nada a su abogado ni a nadie más, incluidos medios de comunicación, tal como avanzó OKDIARIO. El acuerdo contempla, como en el caso anterior, la renuncia a la indemnización correspondiente a cambio de no iniciar un proceso judicial o retirarse del que tenga en marcha.

Cobrar al cliente por entregar justificantes de pago de cuotas

Algunos de los afectados consultados por este diario confirman este hecho y denuncian que la entidad “pone muchas trabas para obtener los papeles necesarios para iniciar una acción judicial”, tales como los justificantes de los pagos de las cuotas hipotecarias y los intereses abonados. “En algunos casos incluso se cobra al cliente por facilitarle los recibos”, explica un letrado de un importante bufete.

Las fuentes del Banco Sabadell consultadas señalan que las cláusulas suelo y los compromisos de confidencialidad “forman parte de un acuerdo privado y legal entre la entidad y el cliente”, por lo que no consideran que exista algo irregular en ellas.

Los despachos de abogados consultados por este diario, especializados en la defensa de afectados por abusos del sector financiero, recomiendan no aceptar este tipo de ofertas y reclamar la retirada de la cláusula suelo, así como la devolución de las cantidades cobradas de forma indebida al menos desde mayo de 2013, que es la fecha que ha estipulado el Tribunal Supremo para la retroactividad. En estos momentos el Tribunal de Justicia de la UE debate declarar la retroactividad total, lo que obligaría a las entidades a aumentar sus provisiones para cubrir las devoluciones, que pueden demorarse hasta 2017.

Desde las entidades financieras se intenta trasladar la idea de que la citada retroactividad total generaría un agujero de 20.000 millones de euros en sus balances, aunque otros cálculos, como los realizados por Analistas Financieras Internacionales (AFI) rebajan la cifra hasta los 10.000 millones de euros.

Cláusulas ilegales y abusivas, según el Tribunal Supremo

La ilegalidad de las cláusulas suelo se basa en que adolecen de “falta de transparencia”, de acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo, ya que “no superan el control de inclusión de las condiciones generales de contratación”. En concreto, “se crea la apariencia de un contrato de préstamo de interés variable en el que las oscilaciones a la baja del Euribor repercutirían en una disminución del precio del dinero, cuando, por aplicación de la cláusula suelo, se convierte en un préstamo a interés mínimo fijo”.

Además, para el Supremo, estas cláusulas “son abusivas por su falta de reciprocidad y por el desequilibrio que introduce en el reparto de riesgos” entre el cliente y el banco, tal como señala el Supremo. Como consecuencia de ello, la entidad “percibe cantidades por encima del interés variable previsto en la escritura de préstamo”.

Últimas noticias

Lo más vendido