Presupuestos

La disputa agrícola entre Francia y Alemania bloquea los Presupuestos europeos

union monetaria
Unión Europea (UE) (Foto: Getty)

Los Presupuestos de la Unión Europea 2021-2027 no se aprobarán antes de las Elecciones europeas del próximo 26 de mayo. El motivo: una disputa agrícola entre Francia y Alemania.

El hecho de que se tengan que aprobar Los Presupuestos de la Unión Europea por unanimidad está complicando mucho su luz verde, toda vez que no hay acuerdo entre Francia y Alemania, y los galos no quieren ceder antes de las europeas por las reducciones en inversión pública esperadas en la política agraria, y el posible malestar que pueda generar entre sus agricultores.

En una comida informal, los embajadores de la UE han tratado dos temas clave para el presente de los países comunitarios: la inmigración y las perspectivas financieras. Además de mostrar sus preocupaciones sobre el asunto migratorio, los representantes de cada país de la Unión han acordado no aprobar antes de las europeas los Presupuestos, que deberían ver la luz antes del mes de mayo.

"Los presupuestos de la Unión Europea no se van a aprobar antes de las elecciones europeas", ha explicado el Ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, a OKDIARIO, donde ha señalado también que, durante la comida entre los embajadores, ha habido "mucho interés por la situación de Cataluña". "Los Presupuestos de la UE se deberían aprobar porque es lo que toca. Si se deja para después, se aprobarán fuera de plazo y será con una comisión diferente, lo que lo complica todo", continúa el titular de Exteriores.

Para el próximo presupuesto de la UE a largo plazo, se espera una modernización en la política de cohesión, que es la principal política de inversión de la UE y una de sus manifestaciones de solidaridad más concretas. "Se necesitan nuevos esfuerzos de inversión para subsanar las diferencias que persisten, tanto nacionales como entre los Estados miembros", explican desde la UE, que contará con un presupuesto de 373.000 millones de euros en compromisos para 2021-2027.

"Los recursos se seguirán destinando a las regiones que más necesitan alcanzar al resto de la UE. Al mismo tiempo, la política de cohesión continuará siendo un enlace sólido y directo entre la UE y sus regiones y ciudades", señalan desde la UE.

La Comisión Europea (CE) insistió en diciembre a los Estados miembros en que el presupuesto plurianual de la Unión Europea (UE) debe finalizarse durante el año 2019, para que pueda ponerse en marcha en 2021, evitando así retrasos en pagos, como sucedió con las cuentas comunitarias entre 2014 y 2020.

El comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger, presentó entonces una comunicación que Bruselas remite al Consejo Europeo, los líderes de los países de la UE, para pedirles un "fuerte liderazgo político" para alcanzar pronto un acuerdo sobre las cifras del futuro Marco Financiero Plurianual (MFP).

"El Consejo Europeo debería alcanzar un acuerdo político sobre el nuevo presupuesto a largo plazo en octubre de 2019. Esto permitiría su adopción por parte del Consejo a finales de 2019, tras el consentimiento del Parlamento Europeo", apunta el citado texto.

Oettinger reconoció que la perspectiva de las próximas elecciones al Parlamento Europeo (PE), que se celebrarán el 26 de mayo de 2019, "no hace más fácil" el procedimiento de negociaciones del presupuesto, para el que la Comisión presentó la primera propuesta en mayo de este año.

El comisario alemán señaló el progreso que las tres instituciones han realizado desde junio para fijar su posición negociadora y comenzar las negociaciones a nivel técnico, pero añadió que, una vez decididas las posturas de partida, es el momento de pasar a las conversaciones "políticas".

El Consejo Europeo, que celebra la próxima semana su última cumbre del año, tiene en su agenda este punto "importante" según Oettinger, que confió en que la discusión presupuestaria no se vea afectada por el resultado del voto en la Cámara de los Comunes británica sobre el acuerdo del "Brexit".

Lo último en Economía