Cuentas Públicas

POPULAR HABRÍA ENTRADO EN CONCURSO SIN EL RESCATE DE SANTANDER

Luis de Guindos: “España habría salido del euro si no se hubiera producido el rescate bancario”

Luis de Guindos. (Foto: EFE).

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha señalado este martes que si España no hubiera reestructurado el sector financiero en 2012 mediante el rescate de las cajas de ahorros –destacando el caso de Bankia– nuestro país se habría visto obligado a salir de la eurozona como consecuencia de la profunda recesión que habría generado la entrada en concurso de acreedores de varios e importantes actores del sector financiero.

España habría salido del euro si no se hubiera producido el rescate bancario“, ha declarado el ministro durante su intervención en el seminario que celebra esta semana la UIMP de Santander organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), al ser preguntado por el coste superior a los 60.000 millones de euros que ha tenido este proceso de reestructuración a tenor de las últimas cifras publicadas por el Banco de España.

Según las estimaciones del organismo supervisor las ayudas públicas entregadas hasta la fecha ascienden a 76.410 millones de euros, de los que 64.098 corresponden a capital e híbridos, 10.390 millones de euros a los esquemas de protección de activos (EPA) que han beneficiado en su mayor parte a Banco Sabadell y 1.922 millones de euros a garantías. El Banco de España considera que de este importe el Estado recuperará un 21%.

Luis de Guindos ha defendido también la operación de resolución de Banco Popular y su posterior venta a Santander a cambio del precio simbólico de un euro y la asunción del agujero que tiene la entidad absorbida en su balance. “Se trata de la menos mala de las soluciones, que se ha realizado protegiendo a los depositantes y sin que haya costado nada a los contribuyentes”, ha indicado.

Respecto a la posibilidad de que se haya producido un caso de información privilegiada antes de la caída del Popular, el ministro ha considerado que tanto los depositantes institucionales, como los particulares y accionistas sabían que el banco tenía problemas, lo que explica la retirada de fondos que propició la crisis de liquidez que precipitó la resolución. No obstante, Guindos ha recordado que el desplome de la cotización de las acciones del Popular y la fuga de depósitos “fueron elementos correlativos”, que tuvieron su origen en la filtración por parte de las autoridades europeas de que se preparaba la intervención de la entidad días antes de su resolución.

El ministro ha asegurado, además, que si Santander no hubiera realizado una oferta para comprar el Popular en la madrugada del martes al miércoles 7 de junio el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) habría liquidado la entidad.

El concurso estaba preparado y habría supuesto un problema para los depositantes, que habrían tenido que esperar unos días para recuperar su dinero ya que el miércoles 7 de junio las oficinas del Popular no habrían abierto sus puertas“, y habría que haber activado el Fondo de Garantía de Depósitos (FDG) que habría necesitad, además, la aportación del Tesoro Público para cubrir el límite legal de 100.000 euros por titular. Un terremoto que habría sembrado dudas sobre el estado real del sector financiero español.

Volviendo a la cuestión del rescate financiero de 2012, Luis de Guindos ha manifestado su voluntad de colaborar con la Justicia tras ser citado como testigo por el Fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón en el juicio oral en el que se investiga las irregularidades de la salida a Bolsa de Bankia en 2011, y ha recordado que cuando se produjo esta operación la titular del departamento ministerial era Elena Salgado, ministra en el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según admite el escrito de la Fiscalía previo a la apertura del juicio oral, fue precisamente bajo la gestión de Salgado cuando el Ejecutivo aprobó la regulación que permitió a Bankia salir a Bolsa: un Real Decreto ley que rebajó la exigencia de capital de las entidades financieras que debutaran en el parqué.

En cuanto a las previsiones de crecimiento de la economía española, Luis de Guindos ha reiterado que el Gobierno revisará el cuadro macroeconómico que utilizará para elaborar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, modificando al alza la estimación de repunte del PIB por encima del 3% de este año, frente a la tasa del 2,7% incluida en su última modificación del pasado abril.

Además, el Ejecutivo también rebajará en el cuadro macroeconómico la tasa de paro prevista para el cierre del presente ejercicio. “Lo más importante ahora es asegurar que en los próximos cuatro o cinco años la economía española registra un crecimiento medio del 2,5%“, ha apostillado el ministro.

Últimas noticias