Anna Vicent: "Estoy orgullosa de VINT. He convertido mi sueño en mi empresa"

VINT
Anna Vicent trabajando en su taller (Foto: VINT)

Anna Vicent nació prácticamente con un dedal en la mano. Desde los doce años fue a clases de costura, que compaginaba con dibujo y pintura. Su abuela, iaia como ella le llama, inspiró en ella su amor por el arte. Estudió Bachillerato artístico y Bellas artes sin dejar de lado el mundo de la moda, hasta tal punto que hizo varios desfiles y presentó exposiciones de sus propios diseños. Hoy, años después, la niña que se quedaba durante horas en el taller junto con su profesora Trini, ha fundado VINT, su propia empresa dedicada al diseño de bañadores y bikinis inspirados en cuadros de Monet y Gauguin.

VINT fue su proyecto final de carrera. En la universidad diseñó sus primeros prototipos y el plan de empresa y ahora es una realidad. "Me siento muy orgullosa de VINT en general, ya que algo con lo que soñaba lo he convertido en realidad, en mi empresa, en la que ahora dedico el 100% de mi tiempo, esfuerzo y cariño", cuenta la fundadora a OKDIARIO.

Los primeros pasos para crear los bañadores exclusivos los da ella en su taller, ya que están pintados a mano. "Primero pinto las pinturas, que es lo que verdaderamente me inspira y una vez tengo los colores que me gustan, me pongo a diseñar y hacer bocetos. Luego hago los patrones y voy probando sobre el maniquí y modificando hasta que confecciono los prototipos". Después, pone rumbo a Barcelona para la confección, pero sus prendas de baño llevan sello español.

Primera colección

Anna Vicent acaba de lanzar su primera colección y ya ha vendido un 20% de la producción este mes. Aunque para arrancar motores haya decidido apostar por la moda de baño, su idea es ampliar la gama de productos. "Para la siguiente temporada primavera-verano VINT va a ampliar a moda casual, pero eso sí, siempre con nuestros característicos estampados".

Eso sí, de momento, sólo habrá prendas para mujeres. "Muchos hombres me han pedido que haga bañadores también para ellos, pero por el momento no está en mis planes, ya que me inspira y disfruto más diseñando para mujeres", indica.

Sus diseños ya han llegado a Francia, Estados Unidos y Emiratos Árabes, aunque la mayoría de sus ventas son en España, explica. "Como somos un ecommerce pueden comprarnos desde cualquier lugar del mundo".

Lanzadera de Juan Roig (Mercadona)

VINT forma parte de la cuarta edición del programa Garaje de Lanzadera, un proyecto que ha impulsado la marca de esta valenciana. "Sin ellos hubiera sido mucho más difícil crear mi empresa, con su apoyo me he sentido más segura para lanzarme a crear mi propia empresa. Las formaciones que recibimos aquí son muy interesantes al igual que las charlas de empresarios, de grandes empresas o incluso del mismo Juan Roig", asegura.

Gracias a esta iniciativa, su empresa ha cogido velocidad de crucero. Ahora, Anna disfruta de su sueño y además, de ser empresaria. "Con lo que más disfruto es pintando y diseñando, todo lo que pertenece a la parte artística. Pero ahora que estoy empezando en la parte profesional de la empresa también me gusta tomar decisiones para que vaya creciendo la empresa, aunque yo soy de artes y eso me tira mucho", confiesa.

Crear una empresa y hacerse un hueco en el mundo de la moda no es nada fácil, apunta. "Es tarea complicada darme a conocer, aunque son prendas originales con estampados únicos hay mucha competencia en la moda, y en la moda de baño también. No es tarea sencilla que la gente conozca una empresa que acaba de nacer, y en ello estamos".

Pero, aunque cueste, Vicent seguirá luchando por su sueño y plasmando en sus bañadores toda su esencia. "Ellos son todo Anna, estoy muy implicada en todo el proceso y pienso que plasma a la perfección mi intención que es aportar alegría con los colores y feminidad con los patronajes con volantes, trasparencias y lazos".

Y, ¿cómo se ve Anna dentro de veinte años? Viendo a VINT crecer. "Espero que dentro de 20 años sea una empresa consolidada en el sector de la moda, que estemos presentes en varios países y tengamos puntos de venta físicos en los que vendamos tanto PrimaveraVerano como Otoño-Invierno".

Lo último en Economía