Spotify estudia salir a Bolsa porque el 70% de sus ingresos va a discográficas

Spotify
Daniel Ek, presidente ejecutivo de Spotify (Foto: Getty)

Todo el mundo conoce Spotify, el que más o el que menos tiene una cuenta en el portal de música en streaming. La marca es potente y tiene más de 30 millones de usuarios, pero aun así tiene pérdidas de 180 millones de euros. Pensando en paliar sus números rojos y mantener con vida el negocio, Spotify estudia llevar la firma a Wall Street en la primera mitad de este 2017. Los expertos creen que, salvando las distancias, la salida a Bolsa será parecida a la de Twitter, explican que tienen millones de usuarios de los que no han conseguido sacar réditos económicos.

Spotify es la plataforma más grande actualmente de música en streaming, tiene más de 100 millones de usuarios, de los cuales 40 millones pagan 10 dólares al mes. En 2015 aumento su facturación un 80% y se espera que lo haga un 50% en 2016.  A priori deberíamos pensar que es un modelo de negocio redondo, pero no, el 70% de los ingresos de la compañía de Daniel Ek va a parar a los sellos discográficos, el mayor porcentaje de pagos están destinados a tres grandes firmas: Sony, Universal y Warner.

De cara a la salida a Bolsa, los directivos de Spotify están intentando renegociar las cuotas que abonan a las discográficas para hacer más atractiva la Oferta Pública de Venta (OPV). Hernán Sánchez, analista de CMC Markets explica a OKDIARIO que “la compañía necesitaría incrementar su poder de negociación con las discográficas” (actualmente Spotify aporta el 10% de los ingresos total de las discográficas), un hecho que según Sánchez podrían conseguir “si cambian los hábitos de los consumidores de música y los ingresos totales de los sellos de discos dependiesen más de la compañía sueca”.

De momento es complicado saber un hipotético valor de la salida a Bolsa, “tendríamos que basarnos por ejemplo en la última ronda de financiación de Spotify, en la que se valoró a la compañía sueca en más de 8.500 millones de dólares”, concluye Sánchez. Puestos a apostar y si tomamos como referencia a algunos analistas internacionales, la compañía de Ek estaría en 20.000 millones de dólares, ya que a pesar de que la empresa a día de hoy tiene pérdidas de más de 180 millones de euros, Sánchez cree que “atesora un potencial de crecimiento en los usuarios totales Premium”.

Otros expertos consultados por OKDIARIO creen que la salida bursátil no será la salvación de la compañía musical, el “negocio nuclear de Spotify compromete su rentabilidad”, asegura Javier Flores, de Asinver. Además, cree el analista que la firma solo podría sobrevivir si formara parte de una empresa como unidad de negocio, “como pasa en con los servicios de streaming de Apple o Amazon.com” que usan sus plataformas para atraer al público a otras divisiones de sus compañías. Flores afirma que la época dorada de la música en streaming ya ha pasado, “ahora hay muchas formas de llegar a música gratuita”.

Como recuerdan desde CMC Markets Spotify no lo tiene fácil, tiene que enfrentarse a grandes enemigos como Apple “que en apenas un año ha conseguido llegar hasta los 20 millones de suscriptores premium”. Sánchez se muestra cauto en su juicio y cree que lo más importante será conocer el “apetito” comprador de los inversores cuando se inicie el proceso de salida, “en especial de los inversores institucionales, ya que en estos casos siempre “manda” la oferta y la demanda de acciones de la compañía que va a comenzar a cotizar”, explica.

Seguir el modelo de Netflix

Desde CMC Markets no creen que haya una relación directa entre las pérdidas y la salida bursátil. Eso sí, explica a este periódico que un ejemplo de éxito de una compañía similar a Spotify podría ser Netflix, “aunque en este caso está dedicada al streaming de series y películas, ha sido un negocio que ha necesitado llegar a tener una base de clientes importante para llegar a tener beneficios”.

Con una facturación de 8.800 millones de dólares, Netflix ha conseguido unos beneficios de 348 millones. Según Sánchez, Spotify podría necesitar un margen sobre las ventas mayor del 30% y “una base de clientes de pago de alrededor de 60 millones para conseguir una ganancia de unos 300 millones de dólares”.

Últimas noticias