Copa del Rey 2018-2019: Real Madrid 6 - 1 Melilla

La insistencia de Vinicius tuvo premio: gol y asistencia ante el Melilla

La insistencia de Vinicius tuvo premio: gol y asistencia ante el Melilla
Vinicius, en el Real Madrid - Melilla
Comentar

Vinicius estuvo muy activo en el duelo ante el Melilla de Copa del Rey y su insistencia tuvo premio con un gol en el tramo final

No fue su mejor tarde, pero acabó con gol. Vinicius Junior, titular en el duelo de Copa del Rey ante el Melilla, consiguió lo que tanto intentó durante el encuentro: el tanto. El brasileño estaba como loco por marcar y tras un partido en el que le costó entrar, finalmente se llevó un gol.

El gol de Vinicius ante el Melilla llegó en el tramo final, cuando el Real Madrid ya ganaba por 4-0 y el partido (y la eliminatoria) estaba finiquitada. Tras muchos minutos de intentos casi desesperados, de todas las maneras, el interés y las ganas tuvieron su recompensa: entró al área, un primer remate lo atajó el portero y en el rechace marcó el brasileño.

Fue esa la última jugada de un Vinicius que fue cambiado tras su gol. Salió el canterano Fidalgo en su lugar. Ese gol se añadió a una buena asistencia a Marco Asensio en el segundo gol del mallorquín, que marcó los dos primeros goles de la cómoda goleada del Real Madrid al Melilla.

Tras dos partidos sin jugar (no apareció ni ante la Roma ni ante el Valencia), Vinicius volvió a jugar con el primer equipo del Real Madrid, con el que fue titular ante el Melilla como lo hiciera en el partido de ida de esta ronda de dieciseisavos. Y el brasileño lo intentó, dejó algunas jugadas exquisitas, insistió y lo consiguió. Marcó tras muchos intentos.

Lo más notorio de Vinicius en la primera parte fue su asistencia de gol a Marco Asensio en el minuto 34. El brasileño cogió el balón en la banda izquierda, fue entrando al área, se quitó al defensor con un importante cambio de ritmo y asistió a Asensio, que hizo un doblete goleador ante el Melilla. Esa fue la mejor jugada de un Vinicius que jugó los 90 minutos.

Antes, y desde la banda derecha, Vinicius también asistió a Mariano en una buena jugada que sin embargo el delantero desaprovechó. El brasileño estuvo continuamente activo, se ofreció continuamente, pero tuvo más ganas que orden. Una jugada en la segunda parte demostró ese ímpetu de Vinicius no controlado: tras entrar al área dudó entre si tirar o regatear, finalmente optó por el disparo, lo hizo mal y acabó mareándose.

No es que fuera la mejor actuación de un Vinicius que, sin embargo, no se rindió nunca. Pese a que tuvo varias jugadas en las que las cosas no le salieron, él no se rindió y acabó con un gol que redondeó la plácida victoria del Real Madrid al Melilla.

Últimas noticias