Cocodrilos

La extraña razón por la que los cocodrilos comen piedras

Descubre si es verdad que los cocodrilos comen piedras y por qué lo hacen, aunque la ciencia no termina de ponerse de acuerdo en este fin.

Tipos de cocodrilos que existen

¿Cuál es la diferencia entre un caimán y un cocodrilo?

Cosas que no sabes sobre los cocodrilos

¿Realmente son peligrosos los cocodrilos?

cocodrilos comen piedras
¿Por qué los cocodrilos comen piedras?

Los cocodrilos son quizás de los animales más temidos en el mundo. Se sabe que son capaces de comer de todo y en sus estómagos pueden encontrarse restos principalmente de animales pero también sorprende que coman piedras algo que puedes extrañarnos pero que por lo visto está más que justificado. Conozcamos a continuación, la extraña razón por la que los cocodrilos comen piedras

La extraña razón por la que los cocodrilos comen piedras

A veces los cocodrilos y caimanes comen , o más bien «tragan», piedras enteras, incluso grandes. Este hábito, compartido con otros animales (incluidos pájaros y focas ), se debe a que las piedras en cuestión, llamadas gastrolitos (o «piedras del vientre»), una vez en el estómago ayudan a triturar la comida, facilitando su digestión.

De hecho, por mucho que sorprenda, los grandes dientes de los cocodrilos no son adecuados para masticar, sino solo para bloquear a la presa y cortarla en grandes trozos, que se tragan enteros. En ese punto, los gastrolitos , como las piedras de molino, ayudan a romper la carne y los huesos.

Así, cuando el cocodrilo captura una presa y se la traga, llega entera a su estómago. Es entonces cuando las piedras acumuladas comienzan a trabajar para poder triturar la presa en cuestión.

¿Comer piedras para pesar más?

Ya hemos conocido el motivo o la razón real por la que los cocodrilos comen piedras, pero en el pasado se pensaba otra cosa al respecto. Existía la creencia de que los cocodrilos usaban las piedras como un «lastre» útil para cargarse de peso y permanecer quietos bajo el agua, esperando una presa.

Los científicos, sin embargo, tienden a excluir esta razón hoy en día, porque la cantidad de piedras ingeridas generalmente corresponde a alrededor del 2% de la masa corporal, un peso bajo para constituir un lastre digno de ese nombre, aunque sin embargo sí que podría ser útil para asegurar un mayor equilibrio durante la natación.

De hecho, parece que varios estudios sí que habrían demostrado que comer piedras en el caso de los cocodrilos más jóvenes les permiten nadar mejor y a la vez mantenerse flotando con mayor facilidad. Sin embargo, no son estudios concluyentes y siempre se ha dicho que será necesario seguir analizando este fenómeno de comer piedras que se conoce como litofagia, analizando además si es un comportamiento ancestral, es decir, si ya los primeros ejemplares de cocodrilos que existieron en la tierra realizaban esta acción.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias