Alimentación

¿Qué nos puede pasar si comemos un trozo de cáscara de huevo?

cáscara huevo
Descubre qué puede pasarte si comes cáscara de huevo

¿Qué puede pasar si comemos un trozo de cáscara de huevo? Puede ocurrir, que a la hora de romper un huevo para batirlo, un trozo de cáscara caiga dentro de donde estamos batiendo y ni siquiera nos demos cuenta o que lo dejemos pasar. Pero ¿Puede afectarnos en algo? ¿Es un peligro para nuestra salud?.

¿Qué puede pasar si comemos un trozo de cáscara de huevo?

Seguro que te ha pasado más de una vez. Has querido romper un huevo para echarlo dentro de un recipiente o un plato para batirlo y te has dado cuenta de que ha caído un trozo, o varios de cáscara. Muchas veces seguro que ni habrás pensado en quitarlo y habrás acabado machacando el trozo de cáscara mientras batías el huevo, pero lo cierto es que es mucho mejor que cojas una cuchara y saques esos trozos de cáscara que dependiendo del tamaño sí que podrían llegar a ser perjudiciales para nuestra salud.

Ya de por sí, debemos ir con mucho cuidado a la hora de cocinar huevos, ya que aunque es un alimento lleno de proteínas y beneficios para nuestra salud, dependiendo de la fecha de caducidad (aquí puedes leer cómo saber si un huevo está o no caducado) o de si está contaminado, puede que contenga la bacteria de la salmonela que puede estar tanto dentro como fuera, es decir, en la cáscara.

Dicha bacteria la transmiten las gallinas al contaminar los huevos antes de formarse la cáscara o también por pasarla a través de sus excrementos cuando ponen los huevos, haciendo que la salmonela quede en la cáscara. De este modo aunque el huevo sea fresco y esté en buen estado, puede que no nos demos cuenta de que en realidad está contaminado, de modo que es mejor que la cáscara no caiga dentro del huevo que estamos a punto de batir a la hora de cocinarlo.

En caso de comernos ese trozo de cáscara que hemos batido y que esta esté contaminada con la salmonela es posible que pasemos un mal rato si bien en casos leves, dicha bacteria puede provocar diarrea, vómitos, fiebre e incluso calambres abdominales.

Que duda cabe que los huevos que compramos en el supermercado han pasado todo tipo de controles para evitar precisamente que estén contaminados con esta bacteria. De hecho, las granjas de la Unión Europea tienen planes de control sanitario de modo que las gallinas no tengan esta bacteria pero siempre es mejor procurar cocinar bien los huevos, y también como no, saber cómo romperlos para que no queden trozos sueltos dentro del huevo que queramos batir.

El truco para romper un huevo sin que caigan trozos de la cáscara

Existe un truco que os servirá para que la próxima vez que rompáis un huevo, veáis como la yema y la clara salen sin resto alguno de la cáscara. Lo único que tenéis que hacer es golpear suavemente el centro del huevo contra una superficie plana, como el mármol o la encimera de la cocina.

Una vez hecho esto, tan solo tenemos que presionar con los pulgares en los dos lados de la fisura que hayamos creado y separar la cáscara, dejando que el huevo salga completamente limpio.

Por otro lado es importante además no lavar nunca los huevos antes de romperlos, ya que la cáscara es porosa y podríamos provocar que cualquier bacteria no solo la de la salmonela pase al interior del huevo. Además una vez hayamos acabado de romper los huevos, es aconsejable lavarse bien las manos y también cualquier recipiente o utensilio utilizado para manipular los huevos.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias