Salud

¿Es posible dormir con los ojos abiertos?

dormir con los ojos abiertos
Descubre si es posible dormir con los ojos abiertos

Descubre una extraña forma de dormir

Cuando nos entra sueño, uno de los primeros actos reflejos que hacemos es cerrar los ojos, de hecho, una expresión coloquial cuando se está muy cansado es decir ‘se me caen los ojos del sueño’. Pero esto no sucede en el 100% de los casos porque, de hecho, existen supuestos en los cuales se puede dormir con los ojos abiertos.

Y aunque nos resulte extraño, existen más casos de los que imaginamos de personas que duermen con los ojos abiertos. Pero, obviamente, no es normal, además, este hecho indica la existencia de problemas de salud como pueden ser parálisis facial, infección, enfermedad cutánea o traumatismo, por lo que hay que buscar ayuda médica si se produce. Pero veamos en qué consiste y por qué se produce este curioso problema.

Por qué se puede dormir con los ojos abiertos

La lagoftalmia es la denominación clínica de la incapacidad que sufre el ser humano para poder cerrar los ojos, al menos de manera correcta. No es una patología por sí misma, sino que forma parte como síntoma de diversas enfermedades y consiste en que mientras se duerme los párpados no se unen, sino que se mantienen separados, por tanto, no ofrecen protección al globo ocular, lo que, además, conlleva serios riesgos oftalmológicos como lesiones, infecciones o sequedad ocular.

La denominada lagoftalmia puede ser nocturna, y se debe a una serie de factores, unos de carácter nervioso, como pueden ser lesiones producidas en los nervios faciales por tumores, parálisis facial o traumatismos, lo que da lugar a que la musculatura encargada de cerrar los párpados no recibe la información para poder cerrarlos y por eso se mantienen abiertos. Y otros de carácter mecánico, cuando hay una lesión cerca del ojo, cicatriz o se padece alguna afección que impide que el músculo tenga un correcto funcionamiento y de este modo consiga cerrarse de manera certera y completa.

El problema, además, es detectarlo, puesto que la persona que sufre este problema no es consciente de que se produce ya que, obviamente, al estar durmiendo, no se da cuenta de que no cierra los ojos.

Por tanto, en el caso de que alguien de nuestro entorno duerma con los ojos abiertos, o nosotros mismos, hay que acudir inmediatamente al oftalmólogo para que averigüe las causas antes de que vaya a más y trate la enfermedad y este extraño síntoma lo antes posible, para evitar problemas de salud más graves.

Lo último en Curiosidades