Ciencia

Descubre qué es el amperaje

el amperaje
Qué es el amperaje

Descubre cómo se mide la intensidad de la corriente eléctrica

El amperaje es la intensidad de corriente eléctrica y se expresa en amperios. Una corriente eléctrica es un flujo de electrones por un elemento conductor. Esa corriente se caracteriza por ciertas propiedades como la intensidad, la potencia o la tensión.

La intensidad de una corriente eléctrica es la cantidad de electrones que fluyen por unidad de tiempo a través del material y en el Sistema Internacional de Unidades se mide en amperios, cuyo símbolo es A.

Descubre en qué consiste el amperaje

Un amperio es igual a un culombio por segundo, es decir, un flujo de 6.241 x 1018 electrones por segundo.

Los dispositivos y aparatos eléctricos se pueden clasificar de acuerdo a su amperaje, o sea, a la cantidad de energía eléctrica que necesitan de la red, funcionando en condiciones normales sin problema alguno o adyacente.

La tensión se mide en voltios, la intensidad o amperaje se mide en amperios y la potencia se expresa en vatios/hora o kilovatios/hora.

El flujo de electricidad de un cableado eléctrico se asemeja a la circulación de agua por un sistema de tuberías. El voltaje o tensión se puede comparar con la presión del agua y el amperaje con la cantidad de agua que pasa por determinado punto en un segundo.

La electricidad llega a los hogares a través de un cableado que está conectado a un generador. Para minimizar la pérdida de energía que genera la resistencia del cableado eléctrico, se utilizan transformadores, que son los que transmiten la electricidad con un voltaje lo suficientemente alto como para superar la resistencia del cableado.

Antes de que la energía eléctrica llegue a los hogares, se vuelven a utilizar transformadores para regular el voltaje y que la electricidad llegue a las casas con la tensión adecuada.

La tensión de las redes de abastecimiento no es igual en todo el mundo. En Europa se utiliza un voltaje de 220-230 V y en Estados Unidos, por ejemplo, de 110 V.

El voltaje mide, entonces, el potencial eléctrico disponible pero no la cantidad que se use.

El amperaje entra en juego ya que con él se puede determinar la cantidad de electrones o de carga eléctrica ha de salir de los cables eléctricos hacia los aparatos que se encuentren conectados a la red.

Un refrigerador, por ejemplo, probablemente necesite 100 A y un tostador puede consumir 10 A, pero sin importar su amperaje, ambos funcionan conectados a una red eléctrica con el mismo voltaje.

Temas

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias

. . . . . . . . .