Historia

Las curiosidades y verdades de la gran muralla china: un viaje detallado

La gran muralla china es uno de los enclaves de este mundo más singular, merece la pena descubrir qué esconden sus muros plagados de historia, curiosidades y verdades

Esto es lo que mide la Gran Muralla China y lo que tardarás en recorrerla

Las curiosidades y verdades de la gran muralla china: un viaje detallado
Gemma Meca
  • Gemma Meca
  • Licenciada en Historia, máster en Periodismo y Comunicación Digital. Redactora en Ok Diario. Cuento historias, soy amante de los astros, sigo a la luna, los TT de Twitter y las tendencias en moda. Experta en noticias de consumo, lifestyle, recetas y Lotería de Navidad.

La gran muralla china es uno de los enclaves de este mundo más singular, merece la pena descubrir qué esconden sus muros plagados de historia, curiosidades y verdades. Esta obra arquitectónica es una de las más grandes que ha sido capaz de crear el ser humano y lo ha conseguido, no sin mucho esfuerzo.

Estamos ante un elemento que recorre varios kilómetros y ha acabado siendo uno de los que más destaca. Desde sus inicios hasta la actualidad han pasado siglos en los que ha brillado con gran esplendor.

Tras los muros de la historia de la gran muralla china

Esta muralla defensiva fue la obra magna de hasta 20 dinastías de emperadores chinas, hoy en día sigue despertando el mismo interés que en aquellos tiempos en los que se empezó a crear un elemento arquitectónico sin el que sería difícil conocer un poco más la historia de China, uno de los primeros imperios y hoy en día países más grandes del mundo.

La frontera del norte del país era una de las que recibían con más frecuencia la llegada de invasores, por lo que se hizo necesario disponer de un elemento que detuviese a estos saqueadores de los elementos que están muy presentes en este territorio del mundo. Por lo que entre el siglo V a. C. y el siglo XVI tuvo lugar la construcción de esta muralla, cientos de años en los que se gestaría un elemento único en el mundo.

Se la conoce como Chángchéng, lo que se puede traducir como muralla larga. Actualmente recorre más de 21.000 kilómetros, actualmente tiene más de 2.500 kilómetros de la estimación original. Todo un récord si tenemos en cuenta que estamos ante una obra que ha sido creada a mano. Es decir, no se ha utilizado ninguna herramienta más que el propio ser humano para alzarla.

Los muros de esta muralla cambian en función de la zona y la época, hay tramos de piedra, arena, ladrillo y la propia tierra que es la encargada de dar fe del paso del tiempo y de la composición de una edificación que no conoce rival a lo largo de lo que tenemos por delante.

Un viaje detallado por las curiosidades, historia y verdades

La historia de la gran muralla está ligada a la de Qin Shi Huang el hombre casi legendario que se considera el primer emperador chino. Este germen de lo que sería un gran imperio tuvo que hacer frente a décadas de invasiones que hizo necesaria la construcción de una gran estructura defensiva, la más grande que el mundo ha conocido hasta la fecha.

Esta obra ha sido hasta hace unos siglos un problema para los diferentes emperadores. En cierta manera ha ido reflejando los distintos periodos de paz o de guerras, en los que se ha ido replanteando la estructura de esta muralla y también su función. El final de esta muralla llega con un hecho clave en la historia de China que acaba con uno de sus principales enemigos.

En 1644 se produce el cambio de la dinastía Ming por la Qing y con ella la anexión de Mongolia. El principal enemigo de este territorio pasaba a ser enemigo, por lo que no sería necesario seguir invirtiendo recursos en una gran muralla que había llegado a tener unas dimensiones considerables.

Es un elemento que gozó de una fama considerable en el mundo antiguo. Aunque en aquellos tiempos las noticias tardaban en llegar, está documentada por los árabes y los primeros europeos que quedaron fascinados por lo que se había construido en un rincón tan alejado de la civilización.

Ha servido para proteger la ciudad de Pekin de las invasiones, pero también como fortaleza que la ha mantenido intacta durante siglos. Una forma de crear una vía de comunicación en la que servían soldados y se podía abrir o cerrar un paso que quedó marcado por la llegada de los primeros viajeros.

De los invasores se pasó a los viajeros y a la curiosidad que generaba este elemento que se había mantenido en pie y en perfectas condiciones durante siglos. Es la obra del mundo antiguo que mejor se conserva, si bien se le han hecho algunas restauraciones, el hecho de que siga estando en pie dados los años que han pasado y los elementos que se emplearon en su construcción es todo un logro.

Hoy en día es un símbolo de unidad y un motivo de orgullo del pueblo chino, son pocos los que tienen un tipo de elemento constructivo tan extraordinario en perfectas condiciones. Recorriendo gran parte de un país como este, por lo que representa toda una fuente de orgullo y alegría en la que se realizan celebraciones y por la que pasan millones de turistas de todo el mundo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias