Qué es la soberanía popular

soberania popular
Aprende qué es y qué significa la soberanía popular
Comentar

La soberanía popular es un término muy acuñado en política aunque tiene más que ver con la sociedad y quién la rige. Veamos ahora qué significa exactamente la soberanía popular y cómo se aplica.

Qué es la soberanía popular

En política, cuando se habla de soberanía se hace para referirse a una naturaleza en la que la persona o entidad que la posee es quién ejercer la máxima autoridad. En el caso de la soberanía popular, se hace referencia al pueblo y como este es la máxima autoridad de la sociedad.

De este modo, la soberanía popular establecida, tendrá una  función dirigente y gubernativa y estando integrada en una democracia, será representada por una entidad jurídica y política que es el llamado Pueblo.

Así, el Pueblo será quien establezca las leyes, y quien rija la sociedad a través de las bases de la democracia y para ello se valdrá de la política y de representantes políticos elegidos mediante el voto.

La Constitución Española de 1978, en su artículo 1.2, afirma: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Es decir que el pueblo en democracia es quien elige a sus representantes en el Estado, pero ¿cuál es el origen de este término de Soberanía popular?

El origen de Soberanía Popular

soberania popular
Jean-Jaques Rosseau

Cierto es que se dice que la Soberanía Popular es una figura que nace para ir en contra de la que en tiempos era llamada Soberanía Nacional, en la que el poder estaba referido a la nación y no al pueblo, es decir, a aquellos que tenían derecho a voto (ya fuera por estatus social o por sexo o raza).

Pero el origen de Soberanía Popular lo encontramos como una doctrina política que nace de los preceptos de Jean Bodin en el Siglo XVI y aplicado entonces al poder que en esa época poseía el rey de Francia. Bodin era partidario y justificaba la monarquía absoluta, sistema de gobierno donde todo el poder estaba en el Rey.

Es entonces en 1762, cuando Jean-Jacques Rousseau retoma la idea de soberanía pero con un cambio sustancial ya que redefine el término de soberanía popular  como una unidad histórica de integrantes que se relaciona en costumbres y hábitos, los cuáles acuerdan formar un Estado con el fin de poder gobernarse mejor sin que tengan otro poder por encima de él. De este modo, es el pueblo quien por primera vez constituye el Estado, y será el encargado no solo de controlarlo sino que además también tendrá la potestad para poder cambiarlo si así lo considera.

Como se entiende en la actualidad, en el origen de la Soberanía popular, el pueblo no debe nada a sus gobernantes, dado que estos en realidad no son más que servidores, escribientes o mensajeros a partir de cuál sea la voluntad popular. A su vez, el pueblo ejerce poder sobre los individuos, y este es solo compensado en reciprocidad a cuál sea la situación de estos.

Últimas noticias