Inteligencia artificial psicópata: ¿Es posible desarrollar algo así?

Inteligencia artificial psicópata: ¿Es posible desarrollar algo así?
Inteligencia artificial psicópata: ¿Es posible desarrollar algo así?

La respuesta es sí, y la ciencia acaba de demostrar que desarrollar una inteligencia artificial psicópata no solo es posible, es una realidad y ya ha visto la luz. Veamos cómo es esta terrible y terrorífica tecnología.

A nadie se le escapa que las IAs se han desarrollado enormemente en los últimos años. De hecho, muchos especialistas consideran que en un futuro no seremos capaces de reconocer si son humanas o no.

De hecho, el MIT está desarrollando estas tecnologías experimentando con diversas posibilidades, y una de ellas es, dicho de forma literal, una inteligencia artificial con toques psicópatas.

Haciendo gala de un sentido del humor bastante negro, han bautizado a esta IA como Norman, en honor al célebre personaje ideado por Alfred Hitchcock llamado Norman Bates, que regentaba aquel tétrico motel de carretera en Psicosis y que todavía vivía alterado por una madre realmente manipuladora y controladora. No cabe duda de que Anthony Perkins hizo un trabajo excelente en aquel film que todavía atemoriza nuestras pesadillas.

Cómo funciona una inteligencia artificial psicópata

Pero, ¿cómo funciona realmente esta tecnología? Lo cierto es que utiliza imágenes que convierte en texto, de forma que va generando conocimiento y personalidad. Sin embargo, únicamente se le han mostrado fotografías perturbadoras y violentas extraídas de un hilo de Reddit, la red social en que se comparten noticias.

Después de ello, los desarrolladores han comparado a Norman con otras inteligencias artificiales normales, y sometieron a ambas a un test de Rorschach. Los resultados fueron muy positivos, pero también bastante terroríficos.

Mientras que la IA normal respondía lo que más o menos se esperaba de ella, observando personas, vasijas, etc., la psicópata decía ver mujeres embarazadas en peligro, hombres asesinados ante su familia o incluso individuos electrocutados.

Y ahora, seguramente te estés preguntando todo esto para qué. Lo cierto es que el experimento busca explicar que las tecnologías dependen en gran medida de la información que se introduce en ellas. Es decir, que una inteligencia artificial no puede ser neutral por el simple hecho de que nosotros, los humanos, tampoco somos neutrales cuando las generamos.

La parte buena de las IAs es que pueden evolucionar, e incluso se está pidiendo a los usuarios que decidan qué más enseñar a Norman para cambiar su personalidad psicópata que, dicho sea de paso, da un poco de miedo, por no decir pavor. Así, se podrá ofrecer una visión del mundo un poco más amplia a esta pobre inteligencia artificial que únicamente es capaz de ver muerte y mutilación.

Últimas noticias