Lactancia materna

Lactancia materna: Trucos y remedios para aumentar la producción de leche

Con masajes, la técnica de "piel con piel" del bebé y con una buena nutrición se puede aumentar la producción de la leche materna.

aumentar producción leche materna
Los mejores remedios para poder aumentar la producción de la leche materna

La lactancia materna es uno de los periodos más importantes para el crecimiento y desarrollo del recién nacido, pero en ocasiones, la cantidad de leche que se produce es mínima o escasa para las necesidade del pequeño. Siempre se puede recurrir a la leche de fórmula, pero en el caso de que estés decidida a dar el pecho, te ofrecemos a continuación, una serie de trucos y remedios para aumentar la producción de leche materna.

Trucos y remedios para aumentar la producción de leche materna

aumentar producción leche materna

Cuando la producción de leche materna no es suficiente, es posible que el bebé siempre tenga hambre y, por lo tanto, se vuelva irritable. Y que además haga movimientos constantes de succión con la boca cada vez que lo cogemos. También puede realizar movimientos laterales con la cabeza. Los bebés más agitados se llevan los puños a la boca.

La producción de leche depende entonces no solo de la demanda del niño sino también de la capacidad de la madre para abastecer al bebé. Cuanto más leche pida el bebé, más leche producirá la glándula mamaria. Pero si la madre alguna vez no puede ofrecer leche cada vez que el bebé muestra ganas de amamantar, la producción de leche disminuirá. Por tanto, para que la producción sea suficiente, será necesario aumentar la frecuencia de las alimentaciones.

Tras producirse el nacimiento, el bebé querrá succionar más de 10 veces al día. En este punto, no es necesaria ninguna otra bebida, ya que el agua de la leche materna también apaga su sed. Estas primeras fases definen el ritmo del niño y regulan el ritmo de la producción de leche materna. Al agregar otros líquidos, existe el riesgo de modificar la coherencia entre la oferta y la demanda. Los chupetes para calmar a los bebés también interferirán negativamente con la producción de leche materna.

Masajes para aumentar la producción de leche

La técnica del masaje de espalda relaja a la madre y la ayuda a producir oxitocina, una hormona que estimula la producción de leche. Tu pareja u otra persona puede darte un masaje en la espalda. Tendrá que hacer círculos alrededor de la columna, yendo desde la nuca hasta la zona lumbar, luego en dirección opuesta. Este masaje de espalda ayuda a destapar la glándula mamaria en caso de obstrucción y facilita el flujo de leche.

El contacto piel a piel para aumentar la producción de leche

Puede haber ocasiones en las que falte leche porque la demanda del bebé sea menor de lo normal, es decir, menos de 8 tomas al día. Si deseas aumentar tu producción de leche, practica el» piel con piel «. Acuesta a tu hijo sobre tu pecho para disfrutar del calor y que se acerque a tu aroma corporal.

El contacto piel a piel es posible de día y de noche. De hecho, se prefiere para las tomas nocturnas debido al aumento del nivel de prolactina, otra hormona que desencadena la producción de leche producida en grandes cantidades durante la noche.

Nutrición adecuada para aumentar la producción de leche

Al respetar un equilibrio nutricional gracias a una variedad de comidas, tendrás suficiente leche. Esto te ayudará a obtener vitaminas y nutrientes de lo que comes. Una dieta rica es suficiente para una producción adecuada de leche, haciendo innecesarios los suplementos vitamínicos. Favorece las frutas y verduras muy maduras. Incluso si las necesidades de calorías de una nueva mamá aumentan de 500 a 800 calorías por día, no hay necesidad de comer por dos.

¿Cómo puede estar segura de que está comiendo lo suficientemente bien mientras amamanta? Escucha tu apetito y siéntete libre de complementar tu menú diario con las frutas y verduras que desees.

Ofrecer los dos senos para aumentar la producción de leche

Este método, denominado “lactancia materna alterna continua”, consiste en ofrecerle a tu bebé un pecho durante unos minutos y luego ofrecer el otro sin esperar a que se vacíe el primero. Esta técnica estimula la producción de oxitocina, así como la de prolactina a lo largo de los días y, por tanto, de leche materna.

Lo último en Bebés

Últimas noticias