Navidad

Ideas de calendarios de adviento caseros que podemos hacer para los niños

Con una rama y bolsitas de papel, con una cartulina sobre la que pintar o cocinando galletas, podemos hacer calendarios de adviento caseros para los niños.

calendarios adviento caseros
Los mejores calendarios de adviento que hacer en casa para distraer a los niños

Se acerca la Navidad por lo que los niños comienzan a hacer sus listas de regalos que desean pedir a Papá Noel o Reyes Magos, y también como no habrás visto como en los supermercados ya se venden los tradicionales calendarios de adviento, que también podemos hacer en casa de forma divertida con las ideas que a continuación os proponemos. Calendarios de adviento caseros que encantarán a los niños.

Ideas de calendarios de adviento que podemos hacer con los niños en casa

calendarios adviento caseros

Debido a la pandemia por Coronavirus, la Navidad de 2020 va a ser la más atípica de todas. Todavía está por decidirse si se van a permitir o no las reuniones familiares al completo (se habla de «cenas burbuja») y también parece que se van a suspender cabalgatas como la de los Reyes Magos de modo que ante la expectativa de unas celebraciones más «pobres», será bueno animar a los niños con un regalo como el que os queremos proponer.

Los calendarios de adviento alegran mucho a los pequeños y les incitan a tener ganas de que llegue por fin la Navidad, o el 25 de diciembre. Cada día del mes de diciembre deben abrir una de las ventanas de su calendario y descubrir su regalo o la chocolatina que se esconde detrás hasta llegar a abrir la última ventana el 25 de diciembre.

En casa podemos hacer este tipo de calendario navideños a partir de elementos que reciclaremos o también con otros que son fáciles de encontrar y en el caso de tener que comprarlos, muy económicos. Veamos entonces cómo hacer calendarios de adviento caseros para los niños.

Con una rama y bolsitas de papel

Con una simple rama larga, y unas cuantas bolsas de papel podemos hacer un divertido calendario de adviento para que los niños se diviertan.

Tan solo debemos coger una rama grande, la colgamos de la pared (con la ayuda de un poco de cuerda atada a los extremos y luego a dos cáncamos o clavos de pared) y después, tenemos que colgar de la rama un total de 25 trozos de cuerda de distinta longitud a los que atar luego 25 bolsitas de papel, cada una de ellas dibujada con un número del 1 al 25 y conteniendo dentro un pequeño regalo que puede ser una chocolatina, un juguete o un adorno navideño para el árbol.

No hace falta que colguemos las bolsitas por orden numérico, será más divertido si las ponemos desordenadas e incluso giradas para que cada día, los niños se diviertan buscando la bolsita que les toca abrir.

Búsqueda del tesoro de adviento

Tan solo tenemos que coger 25 regalos pequeños (desde una pelota a un muñeco, un peluche o un simple juego de cartas) y los envolvemos uno a uno, marcándolos con un número del 1 al 25. Luego los escondemos por la casa y a partir de diciembre, los niños tendrán que buscar el regalo que corresponda a cada día antes de que llegue la Navidad.

Papá Noel de adviento

Esta otra idea es perfecta si queremos hacer nuestro calendario de adviento con la ayuda de los niños. Tan solo debemos pegar en una pared, una cartulina grande en la que los niños hayan dibujado y pintado la cara de un papel Noel con su gorro y como no, su barba, aunque para esta dejaremos un espacio en blanco.

Luego, cada día del mes de diciembre hasta la Navidad los niños deben pegar una bola de algodón sobre el espacio dejado para la barba de modo que cuando llegue el 25 de diciembre, los niños la habrán cubierto por completo.

Galletas de adviento

Esta otra idea es también particularmente divertida y los niños quedarán encantados. Consiste en hacer unas galletas (con la forma que más nos guste) y una vez horneadas las tenemos que decorar con un glaseado dibujando sobre cada galleta un número del 1 al 25. De este modo, los niños deben comerse la galleta que toque cada día hasta que llegue la Navidad. Evidentemente si tienes varios hijos tendrás que hacer bastantes galletas de modo que cada uno se pueda comer la suya, pero lo cierto es que es una actividad divertida incluso para que nos ayuden y sobre todo, de lo más nutritiva.

Lo último en Bebés

Últimas noticias