Embarazo

Cómo el exceso de ácido fólico en el embarazo puede aumentar el riesgo de autismo en el bebé

Cómo el exceso de ácido fólico en el embarazo puede aumentar el riesgo de autismo en el bebé y cómo una dosis correcta puede beneficiar al bebé.

ácido fólico
Descubre porqué el exceso de ácido fólico puede aumentar el riesgo de autismo en el bebé

El ácido fólico es una clase de vitamina B es esencial durante el embarazo, aunque recientes estudios han señalado que podría ser un riesgo en cantidades elevadas ya que podría suponer que el bebé pueda nacer con autismo. Veamos entonces, cómo el exceso de ácido fólico en el embarazo puede aumentar el riesgo de autismo en el bebé.

Cómo el exceso de ácido fólico en el embarazo puede aumentar el riesgo de autismo en el bebé

Ácido fólico

El ácido fólico ayuda durante el embarazo, en el desarrollo neurológico del feto durante el cierre del tubo neural , que, cuando está alterado, presenta problemas morfológicos como anencefalia, paladar hendido y labio leporino. Sin embargo, su consumo excesivo puede duplicar el riesgo de autismo en los bebés.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins ya informaron hace unos años, de los riesgos de tomar ácido fólico en el embarazo tras analizar el nivel de esta vitamina en la sangre de 1.391 madres poco después del nacimiento y sus hijos durante el período 1998 a 2013. Los resultados, mostraron que las madres de los niños autistas tenían cuatro veces más niveles de folato de lo recomendado : uno de cada diez voluntarios tenía un exceso de la sustancia en la sangre.

Nuevos estudios reafirman la teoría asegurando que el exceso de ácido fólico puede dañar los genes que hacen que el cerebro madure y cause algo de malformación y puede desarrollar autismo o autismo parcial.

El autismo es un trastorno del desarrollo neurológico , pero es causado por otros factores más amplios. Una cantidad excesiva actúa sobre una imagen muy específica del ADN fetal, un factor aislado, pero ahora se ha señalado que el feto tiene que tener predisposición genética y otros factores. El exceso de ácido fólico puede tener una consecuencia diferente dependiendo de cada persona.

En la cantidad correcta, hay beneficios

Desde que se diera a conocer el estudio, también han habido médicos que han refutado sus resultados.  Después de todo, la vitamina sigue siendo esencial para proteger los riesgos de malformación fetal. De hecho, según un estudio anterior publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) , la ingesta de ácido fólico, que se puede encontrar naturalmente en frutas y verduras enriquecidas o harinas , incluso podría reducir el riesgo de autismo, pero siempre controlando las dosis.

Según los expertos, lo ideal es ingerir de 0,4 a 0,8 miligramos por día antes de quedar embarazada y en los primeros tres meses de embarazo , de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, si se toma en dosis bajas durante el resto del embarazo, la vitamina ayuda a la formación del corazón y previene el parto prematuro.

Por ello, en realidad la advertencia es para que los médicos y las mujeres embarazadas presten atención a la dosis adecuada. "Si una mujer tiene alguna actividad o hábito que pueda reducir el ácido fólico [en el cuerpo], como fumar o una actividad física intensa, puede usar esa dosis o un poco más. Hay que hablar con el médico para ver si es excesivo.

Autismo

Por otro lado, las posibles causas ambientales del autismo pueden incluir infecciones neonatales, problemas durante el parto, exposición a productos químicos o tóxicos durante el embarazo o la primera infancia. años, parto prematuro y desnutrición de la madre. Cuando se trata del diagnóstico de autismo, vale la pena investigar las posibles causas, pero la mayoría de las veces, los pacientes no tienen evidencia suficiente para justificar el autismo.

Ademá, volviendo al estudio, los científicos observaron en realidad los niveles de folato en sangre de las madres solo después del parto, y hemos de tener en cuenta que el ácido fólico actúa en el primer trimestre, principalmente en el tubo neural así que se tendría que ver si en este período temprano [las madres] tenían valores altos.

Lo último en Bebés

Últimas noticias