El iPhone 4s en la actualidad: 10 años que pesan más de la cuenta

iPhone 4S
iPhone 4S 2021

Parece que fue ayer, pero el iPhone 4S ya tiene 10 años. El modelo que seguía las líneas maestras de su predecesor de 2010, era idéntico en el aspecto estético, venía con nuevas mejoras. Incorporaba a Siri, la asistente de voz, sus cámaras daban un salto cualitativo y el procesador iba más holgado, ya que se trataba del A5 de doble núcleo. La pantalla seguía siendo pequeña, y así fue hasta 2014, pero incorporaba una mejora en cuanto a su visionado. ¿Y ahora? ¿Cómo se ve este iPhone 10 años más tarde? Toca sacarlo del cajón, darle lustre y ponerlo en marcha.

iPhone 4S en 2021, ahora parece un juguete

Lo primero que llama la atención al sacarlo de su caja es su pequeño tamaño. Tras mucho tiempo usando ya dispositivos de más de 5 pulgadas, el iPhone 4S se ve muy pequeño, se siente diminuto uno no se explica cómo se podía manejar con algo que es casi un suspiro.

Sin embargo las sensaciones son buenas, cristal, acero y policarbonato daban un aspecto soberbio y sigue rezumando una elegancia única. Ya sea en color blanco como en negro, este dispositivo destilaba buen hacer. No es para menos, el precio de salida en España era de 599 euros para la versión  de 16 GB. Mucho dinero para un smartphone, si bien las operadoras lo vendían atado a un contrato por bastante menos.

En cuanto a sistema operativo, el iPhone 4S tuvo un punto de inflexión en 2012 con la llegada de iOS 7, que le dio un aire diferente por completo. Posteriormente fue recibiendo actualizaciones hasta la última, que es iOS 9.3.6. Por si te lo preguntas, hasta hace poco era capaz de mover WhatsApp. Ahora tienes todavía algunas apps disponibles, pero son pocas. En todo caso, el acceso a la App Store se realiza sin problemas, al igual que iCloud. De hecho, la fototeca se sincroniza a la perfección y puedo tener las fotos del iPhone 13 Pro Max en este sin rechistar. Eso sí, en pantalla pequeña.

 

Aparentemente todo funciona bien, la app de Tiempo, la de Bolsa, la de música. Puedes hacer prácticamente todo lo que haces con tu teléfono normal, pero a una velocidad mucho menor. Llama la atención que enviar un correo electrónico con un adjunto sea algo casi titánico. Normal, solo admite redes 3G, que no llegaron hasta el iPhone 5S de 2013.

Tener en la mano este dispositivo es una vuelta atrás, pero con nostalgia. No se siente como un teléfono inoperativo, de hecho las llamadas las realiza sin problemas. Todo funciona y está en su sitio y no hay nada que se eche en falta. Puedes enviar SMS, hacer fotos de bastante calidad, utilizarlo como iPod o tenerlo como móvil secundario o de emergencias. Si todavía lo tienes cogiendo polvo, no es mala idea comprar una SIM prepago y llevarlo como teléfono auxiliar en el coche. En estos días de mal tiempo puede ser casi un seguro de vida contar con un dispositivo más.

Las sensaciones son ciertamente agradables, sin embargo, 10 años es toda una era en tecnología. Demasiado tiempo para que un teléfono de estas características se convierta en un móvil de referencia. Ya le llegó su hora y no da para más. Pero hay algo que llama poderosamente la atención, funciona sin problemas. Vas a notarlo más lento, pero no se arrastra penosamente como dispositivos menos preparados y más modernos.

Si la nostalgia te ha invadido y deseas revivir las ganas de sentir las sensaciones del iPhone 4S de nuevo, puedes encontrar ejemplares en Wallapop y en eBay por poco dinero. Probablemente debas cambiarle la batería, pero no es un proceso complicado y puedes encontrar baterías compatibles por unos 10 euros. La sensación de volver a tener un trozo de historia tecnológica en tus manos no está pagada.

 

Lo último en Tecnología

Últimas noticias