Fútbol

ESPAÑA 5-1 ESLOVAQUIA: CLASIFICACIÓN EUROPEO SUB-21

Ceballos se sale y firma un hat-trick de escándalo

Ceballos
Ceballos celebra uno de sus goles ante Eslovaquia. (EFE)
0 Comentar

Hay días en los que los genios son más genios todavía. En los que los elegidos están tocados con una varita mágica y se sienten capaces de hacer cualquier cosa posible. Y uno de esos días, lo tuvo Dani Ceballos para guiar a golpe de obra de arte a España a la victoria ante Eslovaquia. Los de Albert Celades vencieron por 5-1 a un rival que lo hizo todo bien, excepto medirse al madridista en el día menos indicado.

Y eso que las cosas no empezaron bien por el estadio de Cartagonova. Un gol en propia puerta de Fabián antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora de partido certificaba que la sub-21 no había entrado en el duelo. Minutos de dudas y desorden que acabaron con desventaja en el marcador y con algún que otro susto gracias a los ataques eslovacos.

Poco a poco España fue siendo España. Aunque sufría atrás, los hombres de arriba empezaban a adueñarse del balón. Hasta que llegó la igualada. Eso sí, con mucha polémica. Meré cometía un claro penalti que el árbitro no señalaba y permitía salir al central asturiano con el balón. El jugador del Colonia montaba una contra que llegaría a las botas de Borja Mayoral, éste cedía a Soler, el valencianista a Rodri y por último la pelota terminaba en los pies de Ceballos. El utrerano recibía, buscaba el ángulo y sacaba un latigazo que, tras besar el poste, terminaba entrando en la portería.

Mientras España celebraba la igualada, la indignación en el banquillo de Eslovaquia terminaba con el seleccionador expulsado. Antes del descanso, Soler pudo hacer el segundo, pero su disparo se estrellaba en el lateral de la red. Ambos equipos se retiraban con tablas en el marcador, aunque lo mejor estaba por llegar.

Ceballos desatado

España salía del vestuario con una marcha más. El empate al borde del intermedio les había dado una inyección de confianza que pronto de vería reflejada en el marcador gracias a Córdoba. El jugador del Athletic, que había entrado tras el descanso por Oyarzabal, hacía el 2-1 después de aprovechar un pase de Borja Mayoral inventándose un disparo pegadito al poste que besaba las redes rivales.

El combinado nacional ya tenía el partido donde quería. Ahora tocaba rematar. Y aquí fue donde apareció Ceballos. El sevillano estaba especialmente brillante. Se sentía cómodo. Todo le salía. Y encima marcaba goles. El segundo de la noche, el tercero de España, llegó tras jugada personal suya. Recortó, regateó y buscó un disparo desde la frontal que entraría por el segundo palo. Cartagena se caía ante tremenda exhibición. Aunque quería más.

Cinco minutos después, Ceballos volvía a sacarse un derechazo desde la frontal que también se convertía en gol. Partidazo, recital, hat-trick y actuación de líder. Con el trabajo hecho España y Ceballos bajaron el ritmo. El principal objetivo era evitar las patadas rivales. Eso sí, antes de que el duelo finalizase, se llevaría una última ovación cuando fue sustituido por Fornals.

Mayoral culminó la manita

Los minutos finales sirvieron para que Borja Mayoral hiciera una diana tremendamente merecida. El de Parla lo había hecho todo bien durante los 90 minutos y en la primera oportunidad que tuvo demostró su olfato goleador para cerrar una manita tremendamente importante. El otro madridista, Jesús Vallejo, fue el capitán y se mostró muy seguro en defensa. 

Con este resultado, España continúa invicta en su camino hacia el Europeo sub-21. Suma 12 puntos de 12 posibles. En marzo buscarán dar un golpe en la mesa ganando en Irlanda a domicilio, segunda clasificada. Hay que recordar que la sub-21 se juega su presencia en la Eurocopa de Italia y San Mario y el billete a los Juegos Olímpicos de Tokio. 

Últimas noticias